Toma la palabra

Por Peio Aierbe. Mugak / SOS Racismo

El gobierno de Marruecos acaba de demostrar, por enésima vez, el amparo que presta a la violación sistemática de los derechos de las personas migrantes que se encuentran en su territorio.

En esta ocasión, el motivo ha sido el requerimiento del juez melillense Emilio Lamo de Espinosa para que sean identificados y llamados a declarar los miembros de los cuerpos de seguridad marroquíes que apalearon el pasado 18 de junio, en territorio español, a varias personas que trataban de salvar la valla, alguna de las cuales pudiera haber fallecido. El requerimiento responde a las diligencias abiertas a partir de la denuncia formulada por la Federación de SOS Racismo, Prodein y Andalucía Acoge, basada en un vídeo, publicado en Periodismo Humano,

Pues bien, el gobierno marroquí, en vez de colaborar con la justicia para aclarar los hechos, como es su deber, ha planteado un abierto desafío a las autoridades españolas para ver de “meter en cintura” a la judicatura española. Y lo hace por el viejo mecanismo del chantaje. Si no admitís que viole los derechos que haga falta para colaborar en el control de las fronteras, puedo abrir el grifo y dejar que lleguen a vuestras costas varios miles de migrantes.

Así las cosas, en sólo dos días, el 11 y 12 de agosto, 1.300 inmigrantes se hicieron a la mar, sin impedimento alguno, en un centenar de botes hinchables, corriendo un grave riesgo y alentando las imágenes mediáticas de “avalancha” e “invasión”. Una vez enviada la señal, las aguas vuelven a su cauce y las fuerzas de seguridad marroquíes a continuar su “contundente y eficaz” labor de controlar sus fronteras para que no salga nadie hacia territorio europeo.

Una vez más, las personas migrantes, utilizadas como moneda de cambio. Bien, para pedir más dinero a la UE, práctica frecuente de Marruecos y España, bien para exigir, como en esta ocasión, que se impida a los tribunales españoles impartir justicia.

Estamos ante una muestra más de que los gobiernos español y marroquí no tienen en cuenta la situación de necesidad y desamparo de las personas migrantes que transitan por Marruecos tratando de alcanzar la UE. Es hora de afrontar esta situación de manera diferente, tal y como hemos propuesto desde Migreurop en un reciente Manifiesto que será presentado el próximo mes en el Parlamento Europeo.

Y es hora también de que en el Parlamento español se exija la congelación del acuerdo de repatriación suscrito con el gobierno marroquí, dada la reiterada vulneración de los derechos de las personas migrantes, como muestran los últimos acontecimientos.

__________________________________________________________

Más información sobre deportaciones en Melilla en Periodismo Humano:

deportación ilegal asilo heridos  melilla prodein

España continua las deportaciones masivas e ilegales de solicitantes de asilo heridos

Editar Esto

14.08.2014 ·  · Prodein (Melilla)

A pesar de estar ya en territorio español, decenas de solicitantes de asilo malienses son deportados de forma masiva e ilegal, contraviniendo las leyes nacionales e internacionales, por guardias civiles españoles, quienes los entregan a fuerzas marroquíes tras cruzar las puertas de dos vallas en Melilla, según se observa en un vídeo de la ONG PRODEIN.

Leer más

paliza-melilla-2-2014-06-20-a-las-11.59.01

Guardias civiles y policías marroquíes investigados por paliza a inmigrante en territorio español

07.08.2014 · 

El Juzgado de 1ª de Instrucción de Melilla investiga la responsabilidad y comisión de delitos de policías marroquíes y guardias civiles durante un reciente salto a la valla a partir de un vídeo, publicado en Periodismo Humano, en el que se aprecia cómo fuerzas auxiliares marroquíes, dentro de territorio español, apalean a una persona inmigrante ante la pasividad de varios guardias civiles. La querella fue presentada por Andalucía Acoge, la Federación de SOS Racismo y P.R.O.D.E.I.N-Melilla.

Leer más
45.39

Menores solicitantes de asilo son deportados en Melilla, denuncia Prodein

29.07.2014 ·  · Prodein (Melilla)

La ONG Prodein denuncia que menores de edad malienses que intentan acceder a la frontera de Melilla para solicitar asilo son deportados ilegalmente por fuerzas policiales españolas y marroquíes.

Leer más
paliza melilla 2  2014-06-20 a la(s) 11.59.01

VÍDEO. Brutal apaleamiento de inmigrantes en territorio español

20.06.2014 ·  · Colectivo V

Por primera vez se puede ver en un vídeo como fuerzas marroquíes apalean a inmigrantes, esta vez en territorio español tras un intento de salto de la valla de Melilla. Decenas de inmigrantes fueron deportados ilegalmente por la guardia civil española y entregados a la policía marroquí que, como es habitual, los apaleó hasta quedar inermes. La ONG Prodein manifiesta que hay indicios creíbles de cuatro  muertos a consecuencia de estas palizas.

Leer más
Inmigrantes rociados con gases en valla Melilla

España usa gases, jeringuillas y porras para deportar ilegalmente a inmigrantes heridos y esposados

25.04.2014 ·  · Prodein

Con la bandera de España ondeando ya a su espalda tras haber pasado a territorio español en la valla de Melilla, medio centenar de migrantes y posibles solicitantes de asilo fueron deportados ilegalmente por la Guardia Civil y la Policía Nacional española y entregados al ejército marroquí a través de puertas de servicio, no habilitadas como paso fronterizo oficial. Al menos uno de ellos fue reducido a golpes y también, según algunos vecinos y miembros de la ONG PRODEIN, fue aparentemente inyectado con una jeringuilla, ya inmóvil fue deportado ilegalmente a territorio de Marruecos

Leer más
Militares marroquíes golpean a inmigratnes subsaharianos dentro de la valla de Melilla, territorio español. (Mikel Oibar)

Militares marroquíes armados entran en territorio español y deportan inmigrantes

31.03.2014 ·  · Prodein (Melilla) · Mikel Oibar

Por primera vez en la historia de Melilla el gobierno español consiente que militares marroquíes armados entren en Melilla, detengan a inmigrantes y los trasladen a territorio marroquí, donde fueron golpeados fuertemente.

Leer más

 

Un inmigrante se refugia en una cueva (HRW/Gianfranco Tripodo/contrasto/Redux)

HRW acusa a Marruecos y a España de abusos y palizas a inmigrantes

10.02.2014 ·  · HRW

Miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes habitualmente propinan golpizas, cometen diversos abusos e incluso, en algunas ocasiones, roban a migrantes originarios del África subsahariana en la región noreste del país, señaló Human Rights Watch en un informe divulgado hoy. Miembros de las fuerzas de seguridad españolas también aplican la fuerza excesiva cuando expulsan en forma sumaria a migrantes de Melilla, comprobó Human Rights Watch. España debería detener todas las deportaciones sumarias hacia Marruecos en la frontera con Melilla.

España intenta deportar ilegalmente inmigrantes heridos en Melilla, según ONG

04.02.2014 ·  · Prodein

Según informa la ONG PRODEIN, varios inmigrantes fueron devueltos a Marruecos ilegalmente minutos antes de la grabación de este VÍDEO, en el que se puede observar que, poco tiempo después de un salto masivo a la valla de Melilla, el día 15 de Enero, varios vehículos de la Guardia Civil transportan en sus maleteros a grupos de inmigrantes que han conseguido entrar en España, muchos de ellos heridos. Cuando llegan a un pequeña puerta de la valla, donde no hay cámaras de vigilancia se los intentan entregar a las fuerzas policiales marroquíes, quienes finalmente rechazan hacerse cargo de todos. Hay heridos que permanecen más de dos horas en el suelo y no se llaman a los servicios de urgencias.

Leer más
Guardia civil con bastón impide subir a la ancha a inmigrantes en el mar

El Juez cita al Delegado del Gobierno y al Jefe de Guardia Civil en Melilla por “deportaciones ilegales”

09.02.2014 · 

OTRO VÍDEO INÉDITO. Otra lancha de la Guardia Civil arrastra por el mar a varios inmigrantes hasta Marruecos tras impedirles subir a bordo . Por otra parte el Juzgado Nº5 de Melilla ha admitido a trámite y citado a declarar al Delegado del Gobierno y al Teniente Coronel de la Guardia Civil por una querella criminal por deportaciones ilegales de inmigrantes presentada por Coalición por Melilla y la ONG Prodein.

Leer más
Dos lanchas de la Guardia Civil española arrastran con un cabo a una patera con varios inmigrantes llegados a territorio español. En la lancha de la derecha se pueden ver más inmigrantes que luego fueron entregados en el mar a una lancha de  la policía marroquí.

La Guardia Civil entrega a Marruecos a los ocupantes de una patera que ya había llegado a Melilla

15.03.2013 ·  · (Melilla-Nador)

En la embarcación viajaban unos doce ocupantes, muchos de ellos menores, que habían llegado a la bahía de Melilla y se hallaban a la deriva a unos 15 metros de la orilla de la Playa de los Cárabos con la intención de ser vistos y auxiliados por los servicios españoles. Entre los inmigrantes supuestamente expulsados de forma ilegal, se encontraba Mohamed Kamara, guineano de 17 años, que aparentemente ya fue expulsado ilegalmente por la Guardia Civil el 14 de noviembre.

Leer más
sm_DSC0693

“Nos golpean con piedras en las rodillas y tobillos para que no saltemos la valla de Melilla”

26.10.2012 ·  · (Nador)

Tras un infructuoso salto a la valla de Melilla varios inmigrantes, con heridas recientes, denuncian que policías marroquíes han intentado romperles las rodillas y los tobillos para “quitarles las ganas de saltar” el muro metálico que separa Europa de África en la frontera melillense con Marruecos.

Leer más

 


Por Alba Villén y Pepe Oropesa Rodríguez / El Aaiún (Sáhara Occidental)

El juicio a los presos políticos saharauis de Gdeim Izik, celebrado entre el pasado 8 y 16 de febrero, liberó a dos saharauis tras cumplir una condena de dos años y tres meses. Uno de ellos, Abdrahman Zayou, ya descansa en su casa de El Aaiún desde hace tres días. Su residencia,  cercada por una gran presencia policial que impide el contacto de medios como Rasd TV con el expreso, se ha convertido en un lugar de continuas visitas por parte de allegados que quieren conocer el estado del activista. Sereno y emocionado por volver a casa tras meses de tortura y privación de libertad, Abdrahman Zayou destaca el proceso mediante el cual fue detenido el 21 de noviembre de 2010 cuando iba a salir de la capital del Sáhara Occidental rumbo a las Palmas de Gran Canaria, dos semanas después a los hechos. Las fuerzas marroquíes alegaron que atentó contra la seguridad del Estado, además de participación en el asesinato de policías marroquíes e incitación a la violencia. Sin embargo, Zayou se defiende diciendo que solo participó en el suministro de ayuda humanitaria al campamento de Gdeim Izik y manifiesta que su detención fue debida a la concesión de una entrevista a Al Jazeera días antes de entrar a prisión.

Con una alegría a media asta por el sentimiento de responsabilidad que alberga por el resto de los 22 presos que han sido condenados a penas que oscilan entre los 20 años y la cadena perpetua.  Zayou asegura que continuará con la lucha pacífica saharaui con el fin de que se respeten los derechos del pueblo y alcanzar así su libertad.

Encuentro con familiares tras la cárcel

Periodismo Humano. ¿Cómo fue su detención?

Estaba en el aeropuerto, camino de Las Palmas de Gran Canaria, 14 días después del desmantelamiento de Gdeim Izik y fui arrestado por la gendarmería marroquí durante dos días en sus cuarteles. Tras estos dos primeros días en los que fui interrogado sobre mi relación con el Frente Polisario y mi trabajo en el campo de los derechos humanos, me llevaron en un avión militar a Rabat donde el juez de instrucción encargado del caso de Gdeim Izik me declaró culpable de incitación a la violencia e ideólogo de lo que había ocurrido en El Aaiún en los últimos meses.

Abdrahman Zayou

Yo no he escondido nunca mi condición de activista por los derechos humanos y civiles de la población saharaui, especialmente desde finales de los años 90 en los que como estudiante llevo una participación muy activa en el mundo estudiantil en las universidades marroquíes. Mi participación en dicho campamento fue únicamente suministrando ayuda humanitaria y organizando todo lo relacionado con ello. Además coordino una asociación de intelectuales saharauis que nunca ha gustado a las autoridades marroquíes. Pero la clave fue una entrevista dada a Al Jazeera el 8 de noviembre, el mismo día del desmantelamiento de Gdeim Izik,  en la que expliqué abiertamente la actuación autoritaria de Marruecos, la que me llevó a estar más de dos años en prisión.

P. ¿Cómo ha sido este tiempo de espera?

Nuestra lucha ha sido el resultado de esa llama de esperanza que iniciamos en 2005 con la Intifada pacífica saharaui para romper el bloqueo al que Marruecos nos sometía como seres humanos y como pueblo. Hemos sufrido violaciones, torturas, todo tipo de vejaciones, y todo con la única intención de que abandonemos nuestra causa y debilitar al Frente Polisario. Nuestras condenas han sido unas condenas políticas única y exclusivamente para presionar a los dirigentes del Polisario y conseguir que estos cejen en su empeño de llevar al pueblo saharaui al único fin posible, el de la autodeterminación y la libertad.

P. ¿Lo han conseguido?

De la forma en la que actuó Marruecos con Gdeim Izik, y todo lo que le rodeó, ha conseguido que todos los saharauis, sin excepción alguna e incluyendo a aquellos que se habían postulado al lado de la opción marroquí para controlar las fronteras del Sáhara Occidental, se hayan dado cuenta de que la única opción viable para esta tierra es la libertad y ésta no la ofrece Marruecos. El reino alauita atacó a todos, sin distinciones, en aquellos días. Algunos habían dado abiertamente su opinión favorable a que el Sáhara Occidental fuese controlado por Marruecos como ocurre en la actualidad, pero eso no importó, al igual que en 1975 lo que querían era imponerse por encima de todo aunque por ello se llevasen vidas humanas por delante.

P. ¿Qué siente ahora que está fuera de la cárcel?

Me siento dividido y con un alto cargo de responsabilidad por luchar por los compañeros que aún quedan encarcelados. No sabemos los motivos exactos por los que dos hemos sido puestos en libertad y otros siguen allí. Lo que está claro es que nuestra lucha, y en especial la mía, no termina aquí. Salir de la cárcel no era ni un fin, ni un objetivo logrado, simplemente un paso transitorio para seguir luchando por el único destino del pueblo saharaui, el de ver crecer a las generaciones posteriores en una tierra libre de odio y represión como la cometida actualmente por Marruecos. Como ya digo, mi libertad llegará cuando vea la bandera saharaui en el Sáhara Occidental y a mi pueblo recuperar lo que le arrancaron hace décadas de la forma más cruel y tirana posible.

Si en vez de haber sido liberado hubiese sido condenado a cadena perpetua, como ha ocurrido con otros compañeros, y le hubiesen dejado salir un solo día, ¿qué le había quedado por hacer en esta vida?

Hubiese cogido la bandera del Frente Polisario y marchado a Rabat para ondearla ante el Reino de Marruecos y así volver lo antes posible a la cárcel junto al resto de compañeros y a la lucha pacífica del pueblo saharaui. Ahora me toca estar fuera pero no tardaremos mucho tiempo en idear otras fórmulas similares a Gdeim Izik, y siempre pacíficas, que demuestren al mundo entero nuestra posición y repulsa a las atrocidades del reino marroquí. No podemos olvidar las generaciones que lucharon antes que nosotros y dieron su vida por la patria, recogimos un gran legado que tenemos que mantener por el bien de nuestro futuro.

Presencia policial vigilando la casa de Zayou


Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH)


Huelva, en Andalucía, donde se cultiva la fresa de manera intensiva, destinada a la exportación precoz hacia los mercados europeos, atrae durante algunos meses del año a una abundante mano de obra de temporada (más de 50.000 personas), constituida mayoritariamente por trabajadores migrantes. Con el fin de cubrir estas necesidades de mano de obra, así como regular los flujos migratorios, el gobierno Español ha adoptado el sistema de la contratación en origen destinado a contratar en sus países de procedencia a algunos miles de personas que son transportadas y luego distribuidas entre las plantaciones en las que trabajarán hasta el final de la temporada de la fresa, comprometiéndose a regresar a su país al término de su contrato.

A partir del ingreso de Polonia, Bulgaria y Rumanía a la Unión Europea, la contratación en origen afecta a trabajadoras marroquíes. Este sistema original se cita con frecuencia como ejemplo de las ventajas de las migraciones circulares, modelo promovido por las instituciones de la Unión Europea con el fin de cubrir las necesidades de mano de obra de Europa, garantizando al mismo tiempo que los migrantes no se afinquen en su suelo.

Al conjugarse con un marco jurídico poco protector de los trabajadores agrícolas temporeros en Andalucía, este sistema induce incumplimientos de los derechos de los trabajadores. Por lo que se refiere a los trabajadores en su conjunto, debido a que los días no trabajados no se remuneran, no existe garantía de ingreso mínimo. En la práctica las jornadas no trabajadas son numerosas porque la cosecha de fresas está sometida a los cambios climáticos y con frecuencia la mano de obra presente localmente es muy abundante con relación a las necesidades medias durante la temporada.

Por otra parte, las leyes que regula la representación sindical impiden que tengan acceso los temporeros agrícolas, que casi nunca pueden cumplir las condiciones de antigüedad requeridas.

La misión comprobó que las condiciones de habitabilidad (en general reservada a los trabajadores migrantes) son muy diversas, siendo un problema recurrente la distancia que las separa de los centros urbanos, y la ausencia de sistema de transporte.

Finalmente, las condiciones de trabajo y de vida de las mujeres marroquíes constituye motivo de especial preocupación puesto que son contratadas según criterios discriminatorios, y en su mayoría no hablan el español y son totalmente dependientes de su empleador, sin el cual no podrán regresar para otra temporada a España. Además, al no tener fecha de terminación el contrato de trabajo, puede interrumpírsele en cualquier momento y enviarse de regreso a su país a las trabajadoras contratadas en origen, ya que su derecho de residencia está vinculado al contrato de trabajo.

La FIDH destina sus recomendaciones a las autoridades españolas con el fin de que se refuerce la protección de los temporeros agrícolas, se intensifiquen las inspecciones del trabajo y se brinde un mejor apoyo social a los migrantes. La FIDH insta a España a firmar la Convención Internacional sobre Derechos de los Trabajadores Migrantes y los miembros de sus familias. La FIDH recomienda especialmente al gobierno marroquí la inclusión de los sindicatos en la contratación en Marruecos, así como en el seguimiento de la aplicación del acuerdo con España, sin olvidar la supresión de los criterios discriminatorios de contratación.

Finalmente, la FIDH destina sus recomendaciones a las empresas, tanto a los cultivadores mismos como a los compradores y en especial a las empresas de la gran distribución para que velen por el respeto de los derechos humanos en su relación con los proveedores.


SETEM

Campaña Ropa Limpia

  • La Campaña Ropa Limpia cede su intervención a una sindicalista del Sur en la Junta de Accionistas de Inditex
  • La sindicalista Naima Naim acude a la Junta de Accionistas de Inditex para describir las condiciones de trabajo de las obreras de la industria textil y denunciar constantes vulneraciones de los derechos fundamentales de las trabajadoras. La situación en las fábricas que abastecen al gigante gallego no es una excepción.

La Campaña Ropa Limpia (CRL), coordinada por SETEM, asiste a la Junta de Accionistas que Inditex celebra el 19 de julio en las instalaciones de la empresa, en Arteixo. La intervención de la CRL se centra en la demanda de garantías reales que aseguren que las personas que trabajan en las fábricas proveedoras del grupo Inditex puedan vivir dignamente de su trabajo. Como testimonio, la CRL cede su espacio a la Señora Naima Naim, sindicalista y militante de los derechos laborales de las obreras de la industria de ropa de Marruecos. Naima denuncia la realidad de las obreras de su país en la cadena de subcontratación de Inditex.

Naima Naim, activista y sindicalista marroquí especializada en género y derechos laborales, lleva 20 años luchando por los derechos de las trabajadoras en las fábricas textiles en Marruecos y es miembro del Comité Nacional de Mujeres Trabajadoras de Marruecos. La militante cuenta que “la situación general de las empleadas del textil de su país se caracteriza por la no aplicación de los derechos básicos laborales y por la falta de respeto de la dignidad de las personas”.

Naim alerta de que esta situación es especialmente grave en la ciudad de Taza, la cual se prepara para ser Zona Franca, y donde las condiciones de trabajo ya son totalmente precarias: no existen ni contratos de trabajo, ni proteción social, ni bajas por enfermedad. Además, trabajan más de 48 horas semanales, sin derecho a cobrar el salario mínimo y con despido libre, sin derecho a indemnización. A todo ello se añade el acoso moral, en ocasiones sexual. Estas condiciones laborales afectan también a talleres que confeccionan ropa para Zara y el grupo Inditex en general.

Por todo ello, la militante marroquí expone una serie de demandas a Inditex para que adopte medidas que pongan fin a esta situación de una forma global.

Asimismo, la Campaña Ropa Limpia exige a Inditex: que haga pública la lista de proveedores con el fin de poder velar por las condiciones de trabajo en las fábricas donde deslocaliza la producción, que cambie las políticas de compra para afianzar una red de proveedores manejable y controlable. Además, que trabaje también con sindicatos y organizaciones de defensa de los derechos laborales locales para pagar salarios dignos en todas sus fábricas proveedoras. Todas estas medidas van encaminadas a poder garantizar que su ropa no se produzca vulnerando los derechos laborales de las personas que la confeccionan.