Toma la palabra

American Friends Service Committee (AFSC); Action Against Hunger (ACF); ACPP; ActionAid; Care International; Community Housing Fund (CHF); CPT; DanChurchAid (DCA); Diakonia; Emergency Water Sanitation and Hygiene Group (EWASH); Fondazione Terre des Hommes Italia ONLUS; Gruppo di Volontariato Civile (GVC); Handicap International; HelpAge International; Japan International Volunteer Center (JVC); Kvinna til Kvinna; Life for Relief and Development; Medecins du Monde France; Medical Aid for Palestinians (MAP); medico international; Mercy Corps; Movement for Peace; Norwegian Church Aid (NCA); Norwegian People’s Aid (NPA); Norweigian Refugee Council (NRC); Oxfam; Polish Humanitarian Action (PAH); Save the Children; Seba; Secours Islamique France; Solidaridad International; Terre des Hommes Switzerland; The Swedish Organization for Individual Relief; The Carter Center; The Lutheran World Federation (LWF); The Overseas NGO; War Child Holland; World Vision Jerusalem-West Bank-Gaza

 

A medida que la escalada de violencia agrava la situación de los civiles en Gaza y en Israel, un grupo de 44 agencias de ayuda humanitaria y desarrollo han demandado urgentemente a los líderes mundiales tomar medidas inmediatas para conseguir un alto el fuego que proteja la vida de civiles, las infraestructuras y que evite otra crisis humanitaria provocada por la prolongación de la confrontación militar.

Según estas organizaciones, la comunidad internacional debe presionar inmediatamente al gobierno de Israel para que mantenga abiertos los accesos a Gaza y permita la entrada de suministros humanitarios esenciales. Además, debe impulsar un acuerdo entre todas las partes en conflicto para poner fin a la violencia y pedirles que cumplan sus obligaciones frente al Derecho Internacional Humanitario.

“Los líderes mundiales no pueden quedarse sentados mientras las bajas civiles en Gaza e Israel siguen aumentando”, ha dicho Marta Lorenzo Rodríguez, directora de Oxfam en el país. “Necesitamos con urgencia que se acuerde un alto el fuego. Este conflicto amenaza con perpetuarse y con agravar la situación humanitaria que ya vive la población civil palestina en Gaza como resultado de los más de cinco años de bloqueo israelí y de la operación militar israelí de 2008-2009 conocida como “Plomo Fundido”. Esto sólo profundizará la desesperación de los civiles, creará más inseguridad, y pondrá en peligro las posibilidades de israelíes y palestinos de  alcanzar una paz justa y duradera ”, ha añadido la portavoz. Falta de medicamentos 

El llamamiento de las organizaciones se produce cuando los trabajadores sanitarios y los hospitales de Gaza acaban de anunciar que faltan medicamentos y equipos sanitarios. Mientras la escalada de violencia dificulta cada vez más los movimientos del personal tanto internacional como local de  las organizaciones ese en Gaza, las agencias humanitarias han asegurado que existen serias dificultades para trasladar a los heridos hasta los hospitales y facilitar alimentos y otros productos básicos a las personas que los necesitan.

“Miles de personas inocentes, hombres, mujeres y niños, corren peligro de encontrarse en medio del fuego cruzado en la escalada de violencia entre Israel y Hamás. Hacemos un llamamiento urgente a ambas partes, y a los líderes mundiales, para que encuentren una solución política y eviten la pérdida de más vidas humanas. Si los líderes mundiales no intervienen, Gaza se encontrará al borde de otra crisis humanitaria”, ha  asegurado  Aleksandar Milutinovic, director de zona de Mercy Corps.

Ante el aumento delnúmero de civiles heridos y muertos en los últimos días, las agencias han señalado que es fundamental que todas las partes del conflicto prioricen la protección de civiles, tal y como establece el Derecho Internacional Humanitario Además, han subrayado que la protección de civiles se extienda también a no incluir como objetivo a las infraestructuras civiles, ya que  numerosas viviendas  han sido afectadas por las bombas.

“Save the Children está enormemente preocupada por la reciente escalada de violencia en Gaza e Israel. Hay niños entre las víctimas y, como siempre, ellos son los que soportan la carga más dura durante el conflicto. Pedimos a todas las partes que pongan fin inmediato a la violencia ha explicado Alex Schein, director de Save the Children en la zona

Gaza. Noviembre 2012 (AP Photo)

Con el fin de conseguir el cese de la violencia, las organizaciones han hecho un llamamiento a  la necesidad de que la comunidad internacional aplique la Resolución 1860 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aprobada en marzo de 2009, que detalla las condiciones para un alto el fuego permanente y traza el camino para garantizar la seguridad de ambas partes

“El hecho de no aplicar plenamente la Resolución1860 ha provocado un nuevo ciclo de violenciaque tiene que acabar definitivamente. La comunidad internacional tiene la obligación de actuar para proteger a los civiles y es necesario que haya una presión inmediata sobre todas las partes del conflicto, con el fin de detener las hostilidades y empezar a trabajar hacia la paz”,  ha señalado, David Viveash,  el director de The Carter Center, en la zona.

Más de 1,6 millones de palestinos bajo el bloqueo
Con más de 1,6 millones de palestinos en Gaza viviendo todavía bajo el bloqueo, de los cuales la mitad son niños y 50.000 ancianos, las organizaciones han afirmado que otra operación militar aumentaría aún más las dificultades con las que se enfrenta dicha población.

“Los civiles son los que pagan el precio más alto cuando la comunidad internacional no actúa. Hay familias con las que hemos trabajado en CARE y nuestros socios palestinos en Gaza, que todavía viven en medio de los escombros de sus casas destruidas. Es fundamental que quienes tienen poder para detener el conflicto actúen ahora. El coste humano de una nueva confrontación militar sería demasiado alto – la gente de Gaza no puede permitirse el lujo de empezar a reconstruir sus vida de nuevo “, ha concluido David White, director de país de CARE.

 

Notas:

Según los datos de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), durante la operación militar “Plomo Fundido” de 2008 y 2009 murieron 1.400 personas palestinas, de las cuales 353 eran niños, y 5.300 resultaron heridas. Igualmente, durante la operación murieron 13 israelíes, tres de las cuales eran civiles.

El pasado miércoles 14 de noviembre de 2012, Israel procedió al cierre del paso de Kerem Shalom, el único punto de entrada de bienes en Gaza. El paso fue reabierto el 18 de Noviembre, permitiendo la entrada a 124 camiones, lo que representa tan solo un 30% del flujo diario de camiones que se registraba antes del bloqueo de la Franja.


Por Anxela Iglesias
Periodista y autora de un documental sobre los pescadores de Gaza en el que participaba Vitorio Arrigoni

Imagen de previsualización de YouTube

“Te llamo, aprieto tu mano, beso la tierra bajo tus pies y digo: yo ofrezco mi vida por la tuya”. Unadikum no para de escucharse en Gaza. Cantada por los manifestantes en las concentraciones, tatareada por tantos que quisieron a Vittorio Arrigoni. El himno favorito del activista italiano parece tener más sentido que nunca ahora que él ya no está.

Ya no están sus andares tranquilos por las calles de la ciudad de Gaza, impasible a los cláxones y el ajetreo, ni sus sonrisas a medias mientras fumaba narguile, ni sus ideales tatuados en la piel y en el alma. Ya no se escucha su “mushkile, mushkile”, problema, problema, pronunciado en ese árabe tan italiano.

Vittorio, Vik, Victor, era parte de la franja palestina. Allí había vivido desde que llegó en agosto de 2008 con algunas interrupciones, una impuesta por la deportación forzada israelí y otra por la necesidad de tomar aire tras vivir día y noche los bombardeos de la operación militar Plomo Fundido a bordo de una ambulancia. En pocos días pensaba tomarse la próxima pausa para visitar a su padre enfermo, después de que la nueva escalada de violencia retrasara esa salida.

No podrá, porque fue secuestrado cuando el jueves caminaba, como cada noche, hacia su restaurante favorito. Porque unas manos le estrangularon horas después, mucho antes de que acabara el plazo impuesto por un supuesto grupo salafista radical para lograr la liberación de prisioneros afines.

“Unadikum, unadikum” volvió a entonarse entre las velas del acto que cerró el primer día de duelo, jornada triste para todos, pero sobre todo para los palestinos, que pierden un amigo y ven que se aleja aún más la posibilidad de una vida sin ataques, sin cercos, sin guerras externas e internas.

Pena, desconcierto, vergüenza, resumían. La rabia de sentir que los gazanos, hospitalarios hasta el extremo, tenían un invitado al que no pudieron proteger, que todas las muertes duelen pero ésta además hace mucho ruido, resumía un pescador. La impotencia de que en la franja se da un paso adelante y cien para atrás, explicaba uno de los jóvenes implicados en el movimiento por la unidad nacional palestina.

Les consuela, quizás, ver que la unidad de la práctica totalidad de partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil se ha logrado a la hora de recordar a Vittorio. Representantes de todos los colores pasaron por el hospital donde el cuerpo del activista italiano espera a que se arreglen los trámites para la repatriación a través de la frontera egipcia de Rafah. Y también casi todos se sentaron en el velatorio, unos por la foto, otros porque sentían la pérdida de verdad.

Escucharon allí de nuevo “unadikum” saliendo de los altavoces, la canción que sonaba cada vez que alguien llamaba al móvil de Vittorio. Que él la cantaba a voz en grito junto a los campesinos cuando les acompañaba como escudo humano en las tierras de la amplia zona de despeje, los límites de la Franja en los que los disparos del ejército israelí son moneda común.

Y también junto a los pescadores, con quienes se embarcó durante varios meses para protegerles de ataques y confiscaciones de la marina israelí mientras faenaban. En el puerto del que tantas veces salió, se instaló el sábado la tradicional tienda de duelo palestino y allí se recogieron mensajes que después serán arrojados al mar.

Vitorio Arrigoni

Por mar llegó Vittorio a Gaza dos veces, en sendos barcos que rompieron el bloqueo en 2008 y pretendía hacer lo mismo en mayo, como miembro de una flotilla internacional de solidaridad.

Esa es la razón que los representantes de Hamas, que ya han detenido a cuatro personas, ven tras su muerte. Un crimen ejecutado por palestinos pero planeado externamente para amedrentar a aquellos que planean la flotilla. Una teoría más cómoda que la de pensar que el poder de facto en Gaza se ve amenazado desde dentro. Una elucubración más, como la de aquellos que buscan conexiones entre este crimen y otro ocurrido una semana antes, el asesinato del director Juliano Mer Khamis frente a su Teatro de la Libertad en la ciudad cisjordana de Yenín.

Lo cierto es que Vittorio era una presa fácil en un contexto difícil, como reconocían sus cuatro compañeros del Movimiento de Solidaridad Internacional en Gaza. Ellos caminan por la calle, se mezclan con la gente, no quieren ir en convoyes blindados, dicen. Y aseguran que seguirán, que eso es lo que vinieron a hacer.

Una decisión que seguramente alegrará a Vittorio, quien, como nieto de luchadores contra la ocupación nazi de Italia, aseguraba que llevaba a resistencia en las venas, unadikum.