Toma la palabra

Samuel @quilombosfera / www.javierortiz.net

  • En las últimas semanas la iniciativa ciudadana europea (ICE) por una renta básica incondicional ha dado pasos importantes para avanzar en la recogida del millón de firmas necesarias para su consideración por la Comisión Europea.
  • La iniciativa fue registrada en enero de 2013 y tiene hasta el 14 de enero 2014 para conseguir su objetivo.

En las últimas semanas la iniciativa ciudadana europea (ICE) por una renta básica incondicional ha dado pasos importantes para avanzar en la recogida del millón de firmas necesarias para su consideración por la Comisión Europea. La iniciativa fue registrada en enero de 2013 y tiene hasta el 14 de enero 2014 para conseguir su objetivo. Solo en fechas recientes sus promotores terminaron y activaron las herramientas online necesarias para su difusión -mejora del sitio web, cuentas en Twitter,Facebook y Youtube- y ampliaron el número de países -con versiones de la campaña en castellano-. Según consta en el registro de la Comisión, los objetivos de la iniciativa son los siguientes:

  • pedir a la Comisión que incentive la cooperación entre los Estados Miembros (según el artículo 156 TFUE) con el objetivo de explorar la Renta Básica Incondicional (RBI) como herramienta para mejorar sus respectivos sistemas de seguridad social.
  • a largo plazo, el objetivo es ofrecer a cada persona en la UE el derecho incondicional como individuo de tener sus necesidades materiales cubiertas para asegurar una vida digna tal y como se define en los tratados de la UE, y para fortalecer la participación en la sociedad con el apoyo de la introducción de la RBI. A corto plazo, la UE debería impulsar iniciativas tales como “estudios piloto” (art. 156 TFUE) y el examen de diferentes modelos de RBI (resolución del PE 2010/2039(INI) §44).

 

La manera en que está redactada la propuesta -que debe respetar las condiciones que se exigen para proponer una ICE- se debe a que la Unión Europea solo tiene competencias de apoyo en la materia, es decir,compete principalmente a los Estados miembro su regulación. Y, al igual que sucede con la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) sobre la dación en pago y la paralización de los desahucios, o la ILP extremeña sobre Renta Básica, existen pocas garantías de que gobiernos embarcados en una cruzada antisocial vayan a aceptar una propuesta popular en ese sentido. Sin embargo, lo sucedido con la ILP sobre dación en pago muestra cómo iniciativas de este tipo, cuando surgen desde abajo y se articulan con los movimientos, pueden ir más allá de la mera firma y contribuir a la lucha por una sociedad más justa. Leer más


Por Médicos del Mundo

Un informe sobre salud en Europa elaborado por Médicos del Mundo, y hecho público hoy, revela que los sistemas nacionales de salud están fracasando a la hora de cubrir adecuadamente las necesidades de la población más vulnerable.

Basado en datos recolectados entre aproximadamente 8.000 pacientes en 7 países, el informe afirma que las medidas de austeridad están teniendo un profundo efecto negativo en los programas de protección social, incluyendo la atención sanitaria.

“Como profesionales de la salud, exigimos nuestro derecho a prestar atención sanitaria a todos los pacientes, sin importar su estatus social u origen étnico. Queremos que los sistemas sanitarios nacionales eliminen las barreras de acceso a la salud a las que se enfrenta la población vulnerable de nuestras sociedades”, afirma Álvaro González, presidente de Médicos del Mundo España.

El informe, “Acceso a la salud en Europa en tiempos de crisis y xenofobia creciente”, llama a los gobiernos europeos a que tomen medidas inmediatas para garantizar:

  • Una política pública coherente en la UE para la prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas.
  • Acceso igualitario para todas las personas a los programas nacionales de inmunización y cuidados pediátricos.
  • Acceso igualitario a los cuidados pre y post natales para todas las mujeres embarazadas (entre las encuestadas, el 59% de las embarazadas no tenía acceso a cuidados pre natales en el momento en que fueron entrevistadas).
  • Protección total en Europa para las personas inmigrantes gravemente enfermas que no puedan acceder a los cuidados adecuados en su país de origen. Leer más

Juan de Dios Ramírez-Heredia / Unión Romaní

Abogado y periodista

Son hombres convertidos en bestias. Con perdón de las bestias que siendo seres irracionales no actúan con la maldad infinita con que algunos humanos se comportan últimamente. Será necesario volver a programar las películas del Holocausto para que nuestras conciencias despierten y un grito de rabia ahogue nuestras gargantas diciendo ¡¡Basta ya, malditos racistas, basta ya!!

Hay que leer la noticia dos veces para no salir del asombro: Lean despacio y espántense:

Bolonia, 13 de junio de 2012. Violencia inhumana y brutal contra un joven en el centro de la ciudad: la mujer, embarazada, fue golpeada y violada por seis ciudadanos de la Unión Europea delante de su marido. Ambos fueron ingresados en el hospital de Sant’Orsola. Unas horas después, la policía de Bolonia, en lugar de buscar a los agresores, los expulsó porque no poseían permiso de residencia. Una escalofriante historia de la inhumanidad y el racismo presentes en Italia.

¿Qué les parece? Ocurrió en la madrugada de hace tres días. A primera hora de la mañana, Ljubo Halilovic, un joven gitano de solo 20 años dormía junto a su mujer, Brenda Salcanovic, en un jardín público. No tenían otro sitio donde refugiarse como consecuencia de la política racista que invade muchos ayuntamientos italianos. Seis bestias endemoniadas, ciudadanos europeos de la Unión, se les acercaron sigilosamente y les preguntaron por su nacionalidad. Ljubo pudo acreditar que aún siendo gitano había nacido en Italia. No así su joven mujer.

A partir de ese momento comenzaron a darles patadas y puñetazos y les robaron los pobres enseres que la pareja llevaba consigo. Al muchacho le rompieron el tabique nasal y la joven gitanita, después de ser golpeada brutalmente, siendo evidente su embarazo, fue violada por dos de los atacantes en presencia de su apaleado marido. Leer más


Por Olga Gayón

Periodista especializada en Derechos Humanos


En el Parlamento Europeo se debate la aprobación del Tratado de Libre Comercio entre La Unión Europea con Colombia y Perú. Para Karel de Gucht, comisario de Comercio, es un gran acuerdo. Para los vicepresidentes de Colombia y Perú, la oportunidad de integración de sus países en el comercio europeo. Para millones de indígenas, negros y campesinos de los dos países, supone ampliar la capacidad de las multinacionales para acabar con su concepción de la vida basada en la convivencia con el medio ambiente.

La industria europea depende en un 70% de sustancias minerales del subsuelo para la fabricación de múltiples productos de consumo masivo. Una mina de oro mediana, con extracción a cielo abierto, consume en un día la misma agua que una ciudad de 500.000 habitantes. Es decir, que dos minas de oro sin ínfulas de grandeza se zampan al día la misma agua que requiere la capital europea, Bruselas, para subsistir. Así de simple: millones y millones de metros cúbicos de agua por un puñado de oro.

Para la explotación minera a cielo abierto se abren cráteres en las montañas con hasta 200 metros de extensión y 500 metros de profundidad. Por supuesto que se arrasa con todo ser viviente, humanos incluidos. Entonces, la solución es trasladar poblados enteros a lugares en los que es casi seguro que la naturaleza no entregue los productos de la tierra que durante milenios han permitido la subsistencia del hombre. Si se hiciera esto en Los Pirineos, se removerían los cimientos europeos. Pero como es en territorio de nadie, según los gobiernos de los países que lo permiten y los políticos europeos que firman por presión del lobby multinacional, pues adelante y que no haya controles ni fronteras para la explotación de los recursos.

En el Parlamento Europeo se debate la aprobación de los 27 del TLC entre la UE con Colombia y Perú que se votará en septiembre. Gracias a la presión de organizaciones sociales de estos dos países y otras europeas como Oidhaco y Grupo Sur, se ha conseguido que representantes de la sociedad civil, sindicatos, defensores de DDHH, indígenas, negros, mujeres y políticos de partidos opositores peruanos y colombianos, lancen un SOS a la UE para que no apruebe un TLC que a todas luces privilegia a las multinacionales y perjudica a millones de pobladores de Colombia y Perú, aparentemente, los beneficiados.

Campaña colombiana contra el TLC

Tatiana Rodríguez, ambientalista colombiana, representante de CENSAT- Agua Viva, en su intervención de cinco minutos en el PE, lo pudo haber dicho más alto pero no más claro: “Las inversiones en megaproyectos extractivos que se realizarán en territorios que han sido preservados por sus comunidades, serán la gasolina que avivará la llama de conflictos sociales, ambientales, políticos y socioculturales” que ya se encuentran en una fase de no retorno. Acto seguido preguntó a los eurodiputados: “¿Quiere la UE ser responsable de dinamizar conflictos en estos países que sin echar a andar este TLC ya afrontan múltiples conflictos?”.

Rodríguez recordó a los políticos europeos que el Gobierno colombiano argumenta que va a devolver a las víctimas de la guerra, a quienes les robaron las tierras mediante feroces métodos de intimidación, un millón de hectáreas de los casi nueve millones usurpados. “Entretanto”, continuó “a la multinacional europea Anglo Gold Ashanti, “ya le han adjudicado 500.000 hectáreas y serán muchas más porque ya ha solicitado cuatro y medio millones más para hacer explotaciones minerales”.

La representante de las comunidades rurales de Colombia, para respaldar su denuncia de que este TLC arrasará con la biodiversidad de uno de los países del mundo más rico en ella, y que supondrá que miles de personas que habitan territorios ricos en recursos naturales, se conviertan en víctimas, se remitió a las conclusiones del informe de Evaluación de Impacto Ambiental encargado por la Comisión Europea en 2009, con el fin de ver la viabilidad del Acuerdo Comercial. “Una de las más contundentes”, recalcó Rodríguez, “es que causará más pobreza y será incompatible con las maneras tradicionales de cultivo”. Para CENSAT-Agua Viva, que en esta ocasión, ante los eurodiputados ha sido la vocera de comunidades y organizaciones medioambientales colombianas, este TLC entrega los derechos de territorios y poblaciones a multinacionales que amparadas en el paraguas del discurso del progreso y del desarrollo, arrasarán con recursos naturales, biodiversidad y modos de vida del ser humano que hasta ahora no ha entrado en conflictos con la naturaleza. “En este Acuerdo”, subraya, “ni siquiera se contemplan los costos medioambientales en sus cuentas”.

Alejandra Alayza, de la Red Peruana de Globalización, denunció que el texto del TLC, ya aprobado, y que no podrá tener ninguna modificación sino que será votado por la Eurocámara, “no es un acuerdo entre iguales, es un retroceso en la protección de derechos, y no incluye mecanismos de seguimiento”. Recalcó que la cláusula de derechos humanos no puede ser activada por las organizaciones de la sociedad civil, sino únicamente por los gobiernos”. Esta cláusula, que podría emplearse en caso de violaciones a los DDHH por los Estados firmantes, aseguran los opositores, es mera letra. Quienes ya firmaron el Tratado, no tuvieron en cuenta que Colombia es el país donde más se asesinan sindicalistas. Sólo por eso, ese Acuerdo no ha debido firmarse.

Vicent Vallies, portavoz de Oidhaco, red de organizaciones europeas con sede en Bruselas, y que ha acompañado a las organizaciones colombianas que han alertado sobre las consecuencias nefastas para la población y para el medio ambiente cuando este TLC entre en vigor, preguntó a los parlamentarios: “Ni siquiera durante el gobierno de Álvaro Uribe se activaron los mecanismos de control de la UE. ¿Cuál es la legitimidad de estas instituciones en cuanto a la protección de los derechos humanos? ¿Cuál va a ser su interpretación de ‘violación grave’?

Eduardo Estévez, de la Confederación de Sindicatos de Las Américas, que se opone a este TLC, argumentó como sustentación, entre otras cosas, que en el Acuerdo es palpable, “la negación de garantías laborales y el poder inmenso que se le otorga a las trasnacionales”. Como representante de los trabajadores americanos, subrayó que la situación de los sindicalistas colombianos es verdaderamente dramática. “Y este Acuerdo no resuelve la violencia antisindical sufrida allí, donde la impunidad los ha expuesto a la mayor inseguridad sufrida en el mundo”. Estévez también denunció que su puesta en marcha “amenaza el equilibrio del medio ambiente, violenta los derechos de los pueblos originarios y pone en peligro recursos como el agua”. “Y como el Parlamento Europeo no puede introducir cambios a lo ya firmado, nos oponemos a este TLC y pedimos a esta cámara su no ratificación”.

Las diferentes voces europeas y americanas que estuvieron en el debate y que se oponen al Acuerdo, dejaron de manifiesto que la participación de la sociedad civil durante el proceso de estudio y firma, fue banalizada completamente. No se tuvieron en cuenta sus solicitudes y se dejó completamente por fuera a las organizaciones sociales. Igualmente reprochan lo obsoleto de la parte financiera, que se estudió en 2008, cuando todavía la crisis no había llegado a Europa. “No se puede ratificar un TLC con antiguas realidades”, enfatizó Alejandra Alayza, “y es urgente que se incluyan salvaguardas para incluir políticas financieras en el contexto de la crisis”.

En representación de los sindicatos colombianos, Fabio Arias de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, dejó claro que este Acuerdo “no generará bienestar ni desarrollo para nuestros pueblos”. Además dio a conocer que antes de la firma de los TLC, la población sindicalizada en el país era del 16% de la población activa y ahora está en torno al 4% o 6%. El representante de la Confederación Europea de Sindicatos, Juan Moreno, advirtió que no se consiguió un capítulo de derechos sociales y laborales, “por tanto, nos solidarizamos con las tres centrales colombianas que se oponen a este TLC”.

El eurodiputado laborista Richard Howitt preguntó a sus compañeros de la eurocámara: “sabido por todos que Colombia es el país con mayores asesinatos de sindicalistas y con otros problemas de derechos humanos, ¿por qué ha sido elegido como primero para los TLC de la UE?”. Por su parte, el español Willy Meyer de la agrupación Izquierda Unitaria, expuso que este Acuerdo no tiene en cuenta las asimetrías. “Colombia el tercer país con más desigualdad en el mundo y las multinacionales la aumentarán. Este TLC va en dirección equivocada porque no supera las desigualdades sino que las incrementa; así que la UE no debe ratificarlo”.

Tatiana Rodríguez explicó porqué serán las multinacionales las únicas beneficiarias de este Acuerdo, las poblaciones rurales las víctimas, y la biodiversidad la gran sacrificada. Narró como comunidades enteras se están oponiendo tanto en Perú como en Colombia a la explotación de los recursos naturales que dejan a su paso desastres ambientales y humanos, en los que las multinacionales y los gobiernos locales llevan toda la responsabilidad. En el caso concreto del agua, esbozó, “las industrias sedientas dejan a su paso contaminación y están generando una competencia desigual para el acceso al agua”. “Por eso”, explica, “las movilizaciones sociales contra los megaproyectos con base en el agua, tanto en Perú como en Colombia, ya han comenzado y se avivarán cuando entre en marcha este TLC”.

La ambientalista colombiana denunció ante el PE que la multinacional EMGESA, filial de la española ENDESA y socia de la italiana ENEL, es las causante directa del conflicto social que ya ha empezado en el proyecto conocido como El Quimbo, al sur de Colombia, porque van a desviar el cauce del río más grande del país, el Magdalena, para construir una presa hidroeléctrica de tamaño descomunal. Asimismo, denunció que en Perú, específicamente en las movilizaciones indígenas contra el proyecto conocido como Yanacocha, que será la explotación de oro más grande de Latinoamérica, y las protestas contra El Quimbo en Colombia, las poblaciones seguirán luchando por sus derechos.

Son apenas dos ejemplos de multinacionales que llegan a territorios ancestrales que sus pobladores han cuidado y preservado durante siglos, y a quienes los gobiernos locales han entregado todo el poder al capital trasnacional en contra de los derechos de su gente. Y tanto las autoridades peruanas como colombianas han criminalizado la protesta social y reprimido violentamente a las víctimas de estos megaproyectos. Ya se sabe que tan pronto el TLC entre la UE con Colombia y Perú, ponga su maquinaria en marcha, las multinacionales tendrán la licencia para arrasar, ahora, respaldadas por los 27 países que integran la UE.


Oidhaco

Oficina Internacional Derechos Humanos-Acción Colombia representa una red de más de 30 organizaciones europeas

El viernes 24 de febrero hay convocado un acto de homenaje a Viviana Cuéllar en Barcelona. En la Plaça Sant Felip Neri, Barri Gòtic.

  • Se cumple un año de la desaparición de la ambientalista colombiana Sandra Viviana Cuéllar

Desde su llegada al poder el gobierno del presidente Santos ha encontrado todo el respaldo de Bruselas a pesar de que Colombia mantiene uno de los más altos índices de violaciones a los derechos humanos en Occidente. Las cifras de las desapariciones forzadas en lugar de disminuir van en aumento. Según la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) “a mayo de 2011, el total acumulado de personas desaparecidas incluidas en el Registro Nacional de Desaparecidos sumaba más de 57.200. En el 2010, la OACNUDH registró un aumento significativo de casos de desaparición forzada: casi un 40% en 2010 con respecto a 2009”.

Leer más


Manuel García Rondon

Secretario General de Unión Romaní

Acabamos de leer la noticia transmitida por la agencia EFE y una sacudida de horror y preocupación nos ha invadido. Cuando todavía no acabamos de creernos lo que ha pasado en Oslo (Noruega) resulta que otros matones y cobardes racistas prenden fuego a un edificio completo habitado por familias gitanas.

La agencia de noticias ha hecho pública la noticia manifestando que un edificio de viviendas habitado por familias gitanas ardió la pasada noche en la ciudad de Leverkusen, población joven, situada junto al río Rin y a medio camino entre Düsseldorf y Colonia. Leverkusen es famosa, además, por su equipo de futbol Bayer-Leverkusen. La policía alemana no ha tenido dudas en afirmar que el incendio tiene una intencionalidad racista y xenófoba.

Los pobres gitanos, inquilinos de las viviendas, pudieron ponerse a tiempo a salvo, pero el edificio ardió por completo y las llamas afectaron asimismo a inmuebles vecinos. De todas formas se desconoce en estos momentos cuantas personas había en el interior del edificio cuando se desató el incendio. Pero gracias a la intervención de los bomberos se impidió que el fuego llegara a propagarse a casas vecinas, que resultaron levemente afectadas por las llamas.

Testigos presenciales afirman haber visto hasta cuatro personas que, tras lanzar objetos incendiarios por la planta baja del edificio, huyeron en dos automóviles. Los sospechosos iban vestidos de negro y llevaban la cabeza rapada, según relataron estos testigos a la policía local. La policía investiga el posible origen ultraderechista aunque no descarta la intervención de otros grupos nazis y violentos.

La Unión Romani ha iniciado contactos con los principales líderes y Asociaciones gitanas alemanas así como con los responsables del FURUM EUROPEO DE LOS GITANOS que tiene su sede en el Consejo de Europa en Estrasburgo con el fin de ofrecerse para trabajar conjuntamente en lo que fuere necesario. Igualmente se ha dirigido a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa con el fin de que hagan la mayor presión posible para la rápida detención de los criminales incendiarios y tomen medidas para que se ponga freno a la ola de atentados racistas que últimamente estamos padeciendo.

Unimos nuestro dolor al de las familias de los jóvenes vilmente asesinados en Noruega. Hoy, tristemente, nos sentimos unidos en el dolor porque la bestia racista no conoce límites humanos ni fronteras territoriales.


Democracia Real Ya

MEDIDAS QUE TRASPASAN PODER LEGISLATIVO A ORGANISMOS SUPRANACIONALES Y AL SISTEMA BANCARIO

1. ¿Qué propone el “Pacto del Euro”?

• Incluir las medidas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE en las regulaciones nacionales con carácter vinculante, bien vía inclusión en la Constitución, bien vía una ley marco como leyes orgánicas, etc.

¿Por qué rechazamos el “Pacto del Euro”?
• La capacidad de legislar a partir del Pueblo vía Iniciativa Legislativa Popular (ILP), que requiere 500.000 firmas, está vetada para cambiar leyes importantes, como:
o La Constitución
o Leyes orgánicas: Ley Electoral, tributarias, etc.

• La capacidad de hacer leyes de la UE sería superior a la capacidad de hacer leyes de los ciudadanos; por lo que podemos afirmar que “NO ES DEMOCRACIA REAL DEL PUEBLO”

• Asismismo, NINGÚN PARTIDO EUROPEO LLEVABA ESTE PACTO NI LAS MEDIDAS EN SU PROGRAMA, por lo que no nos parece que el Pueblo haya tenido opción de decidir al respecto. No es Democracia Real.

2. ¿Qué propone el “Pacto del Euro”?

• Las decisiones nacionales sobre materia económica quedarán supeditadas a la decisión u opiniones de:
o Un nuevo organismo, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)
o El Fondo Monetario Internacional (FMI), y
o El Banco Central Europeo (BCE)
o * Ninguna de estas entidades son elegidas por sufragio del pueblo europeo.

¿Por qué rechazamos el “Pacto del Euro”?
• Simplemente pedimos lo que nos pertenece: un Gobierno (kratos) que emane del Pueblo (démos).
• Son los ciudadanos y no el MEDE, el BCE ni el FMI quienes deben decidir si aplicar o no una serie de medidas de recortes o de presión fiscal impuestas por vías no democráticas.
• El voto del Pueblo vía referéndum debiera ser el que tuviese la última palabra, ya que es a él a quién se le aplican las medidas y sufre las consecuencias.

3. ¿Qué propone el “Pacto del Euro”?
• Durante cinco años, España deberá aportar unos 2.380 millones de euros anuales para fondos del citado MEDE.

¿Por qué rechazamos el “Pacto del Euro”?
• Es totalmente incoherente que la UE critique por un lado el déficit y la deuda española, mientras por otro lado se nos obligue a pagar un fondo que:
o No soluciona los problemas reales (el paro y falta de crédito a PYMES).
o Dificulta la reducción del déficit y posiblemente incremente nuestra deuda.

• Además de todas estás incoherencias, el MEDE no “solucionará” ningún problema prioritario sino que su objetivo es agilizar futuros rescates, demostrados ineficaces económicamente y abusivos socialmente como con el caso griego.

MEDIDAS PARA REDUCIR EL GASTO Y LOS DERECHOS SOCIALES

1. ¿Qué propone el “Pacto del Euro”?
• Medidas para reducir el Gasto Social en Pensiones y Sanidad:
o Congelar las pensiones (es decir, empobrecernos,ya que los precios subirán pero no las pensiones).
o Retrasar la edad de jubilación con la esperanza de vida (trabajar hasta los 69 años)
o Reducir prestaciones en sanidad

¿Por qué rechazamos el “Pacto del Euro”?
• No sólo no es prioritario reformar las pensiones, sino que ya tienen superávit desde el 2000 y ahorros de 65.000 millones de euros:
• Retrasar la edad de jubilación crea inseguridad, reduciendo el consumo al no fiarnos del futuro y esto, muy probablemente, sólo traiga aún más paro
• A fecha de hoy los fondos públicos de pensiones son seguros, mientras que estas medidas empujan e incentivan a contratar seguros de Fondos Privados que son de alto riesgo a fecha de hoy:
• Defendemos una Sanidad universal, pública y de calidad. Creemos que se puede mejorar para garantizar su sostenibilidad (haremos propuestas al respecto) pero no apoyamos que se recorten sus gastos a favor de la sanidad privada. Sanidad y vejez deben ser derechos de los ciudadanos y no mercancía con las que se engrosen las arcas de las entidades privadas

MEDIDAS REFORMA SISTEMA FINANCIERO, TRIBUTARIO Y BANCARIO

1. ¿Qué propone el “Pacto del Euro”?
• Se continuará inyectando dinero público a las entidades financieras, tapando con los impuestos de los ciudadanos los agujeros causados por la burbuja crediticia e inmobiliaria.

¿Por qué rechazamos el “Pacto del Euro”?
• La banca ha seguido teniendo beneficios durante estos cuatro años de crisis económica y han incrementado los sueldos y bonos de ejecutivos y consejeros
• Durante este tiempo se ha estrangulado el crédito a PYMES y ciudadanos. En 2011 se disminuirá un 5% más, y con ello incrementarán los cierres, las quiebras y el desempleo.
• Estas medidas, que sólo benefician a los grandes bancos europeos (fundamentalmente alemanes y franceses), ya están teniendo consecuencias en países como Grecia, Portugal e Irlanda. El Pacto del Euro cargará sobre las espaldas de los ciudadanos europeos nuevos ajustes, añadiendo más sacrificios a los que ya hemos realizado.
• Sin embargo en ningún lugar del pacto se habla de medidas contra el desempleo, el fraude fiscal, los paraísos fiscales o la moderación retributiva de los directivos de bancos y grandes empresas.

2. ¿Qué propone el “Pacto del Euro”?
• Búsqueda de un Modelo Único Tributario, orientado a:
o Un aumento de impuestos directos e indirectos a la ciudadanía.
o Un Impuesto de Sociedades Único y Común.

¿Por qué rechazamos el “Pacto del Euro”?
• Un incremento del IVA y de otros impuestos indirectos perjudica gravemente el consumo y genera por tanto desempleo (Nota: en el Pacto del Euro no se cita directamente el IVA pero si se hizo el día 7 de junio por la Comisión Europea).
• Sólo podrán favorecerse de la segunda medida las empresas internacionalizadas que podrán elegir el impuesto que más les convenga.
• Las PYMES no internacionalizadas perderán competitividad al tener que atañerse al nacional y se incrementará aún más la diferencia de impuesto pagados por las grandes empresas y la PYMES, en perjuicio de las PYMES.
• El Pacto del Euro se olvida de uno de los principales problemas que es el ahogamiento de las PYMES y la falta de crédito.

MEDIDAS PARA REFORMAR EL MERCADO LABORAL

1. ¿Qué propone el “Pacto del Euro”?
• Salarios públicos deben ir acordes con los del sector privado.
• Vincular salario y productividad (dependiendo tu salario de los resultados directamente, y no de tu calidad, etc.)
• “Flexiseguridad” (incrementar los contratos temporales y facilitar el despido).

¿Por qué rechazamos el “Pacto del Euro”?
• No solucionan el problema, porque no sólo no generan empleo, si no que incrementan el paro:
o Los funcionarios y el resto de trabajadores públicos reducirán su consumo.
o El salario no es la principal causa de productividad, si no el I+D, la innovación y la motivación. El problema es que trabajamos demasiadas horas, eso desmotiva y se “hace menos por hora”, porque sabes que: “total, vas a estar demasiadas horas en al oficina, por ser eficaz y terminar antes no siempre se sale antes” (la jornada laboral efectiva dista mucho de la pactada en contrato).

• No necesitamos otra “facilitación del despido” sin que se fomente empleo. Creemos que tener el paro más alto de la UE y de los países del euro (y similar a algunos países del tercer mundo) ya es suficiente.

Es necesario por tanto exigir a nuestros eurodiputados el rechazo del Pacto del Euro, que se debatirá en el Parlamento Europeo los próximos 23 y 24 de Junio.

Extracto resumen de propuestas en materia hipotecaria

¿Qué nos proponemos?

• Favorecer un sistema financiero saneado y solvente pero con conciencia de protección a los ciudadanos mediante límites a las entidades financieras y clientes que imponga el banco de España.
• Proponemos medidas que defiendan “el sentido común”. Creemos que a corto plazo las más acuciante y factible es conseguir la “DACIÓN EN PAGO” y la “TRANSPARENCIA DE LAS HIPOTECAS”, que equilibrarían la injusta situación de fuerza actual entre bancos y ciudadanos en la actualidad.

Para lo que exigimos:

1. Para la dación en pago:
a. Presentar una propuesta de ley a fin de modificar el artículo 1911 del Código Civil (el deudor responde con todos sus bienes) y sustituirlo por el 140 de la Ley Hipotecaria (la obligación garantizada sea sólo sobre los bienes hipotecados).

2. Para la transparencia de las hipotecas:
a. La única garantía es el bien inmobiliario hipotecado: no se podrán exigir garantías adicionales vía seguros de vida u otro tipo de productos.
b. Importe de la hipoteca máximo del 60% del valor de la casa y que la cuota no sobrepase el 30% de la renta familiar disponible.
c. En vivienda habitual el coste máximo Euribor + 0.55%.
d. Reclamaciones sobre hipotecas: posibilidad de acceder directamente al Banco de España sin pasar por el defensor del cliente del banco.
e. Labor de supervisión: los notarios deberían ajustarse a las indicaciones del banco de España.

DE CARA AL FUTURO Y FUTURAS PROPUESTAS

Vamos a continuar trabajando en propuestas con el objetivo de garantizar una democracia real y justa para todos los ciudadanos. Este documento es sólo el principio de una larga elaboración de propuestas y medidas. Nuestra labor acaba de empezar y queremos dejar claras algunas líneas de trabajo.

Por todo ello, aparte de rechazar estas medidas del Pacto del Euro y para evitar que en el futuro cualquier gobierno sienta la tentación de someterse al dictamen de otros poderes que no sean los intereses del pueblo soberano y con el objetivo inmediato de corregir de raíz los problemas que nos afligen, DRY tiene la mirada puesta en un horizonte que pasa por estas modificaciones fundamentales de nuestro Estado de derecho:

1) Reforma de la ley electoral para conseguir una mejor representatividad y una mayor participación estableciendo mecanismos de control ciudadano tales como convocatoria de referéndum vía ILP o derogación de cargos electos mediante consulta popular.

2) Separación de poderes: a día de hoy el Estado concentra en las mismas manos el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial. Este es un problema acuciante en este último caso en el que los miembros de CGPJ y del Tribunal Constitucional así como la Fiscalía del Estado se han convertido en un instrumento político.

3) Supresión de los privilegios de los políticos más allá de lo razonable y justificable por su labor al servicio de la sociedad.

4) Transparencia de los partidos políticos, de su financiación y también mayor transparencia de la administración pública.


Mercé Rivas Torres

Periodista y escritora

Desde que comenzaron las protestas en el norte de África en diciembre del año pasado, no ha habido peticiones de asilo y refugio en España, hasta el momento. Es sólo un dato, pero bastante significativo y lógico al mismo tiempo.

Significativo porque indica que no va a haber una avalancha de ciudadanos que vayan a salir de los países en conflicto de forma masiva, por lo menos de momento  y lógico porque la mayoría de refugiados, entendiendo que son personas que han salido de su país  por razones políticas, religiosas o ideológicas, suelen quedarse en los países vecinos al suyo. Siempre existe la esperanza de que las circunstancias cambien y poder volver a corto plazo. Naciones Unidas calcula que  sólo el seis por ciento llega al primer mundo.

De Libia han salido por tierra  más de trescientas mil personas, la mayoría  inmigrantes del África subsahariana, Pakistán, Bangladesh, así como de  Túnez o Egipto. Todos ellos  habían acudido a Libia a trabajar en la industria petrolera. Una vez instaurada la paz, volverán sin duda. Pero estos individuos no son refugiados, a pesar de que en numerosos medios de comunicación así se les denomina.

Hasta el momento, lo más espectacular para los que quieren sacarle rédito político a la situación, son las barcazas repletas de subsaharianos en primer lugar y  tunecinos o libios en segundo, que están llegando a la isla de Lampedusa en Italia.

Se trata de ciudadanos tunecinos y libios, la mayoría hombres jóvenes, que han decidido embarcarse hacia el primer mundo y que huyen por la falta de oportunidades, de subsaharianos que huyen de conflictos o pobreza en sus países de origen pero que llevaban tiempo atascados en Libia.  No deberíamos olvidar  la frase de Gadafi, una vez iniciado el conflicto, amenazando con barcazas “llenas de  negros” con destino a los países europeos del Mediterráneo. Está cumpliendo su promesa.

De todas formas, este hecho tampoco es una novedad ya que hace  mucho tiempo que ese flujo migratorio se está desarrollando y jamás ha llegado a niveles preocupantes,  pero sólo cuando conviene, algunos políticos populistas y xenófobos lo intentan utilizar como espantapájaros electoral.
Berlusconi, que ahora se rasga las vestiduras por la llegada de estas barcazas, no había abierto la boca mientras estaban en vigor  los acuerdos que había firmado no sólo con Túnez, sino también con su amigo Gadafi, gracias a los cuales cada inmigrante que llegaba a Lampedusa era devuelto  a un módico precio o a cambio de suculentos negocios, tal como denunciaron en su día Amnistía Internacional o Naciones Unidas. Recordemos que las exportaciones de armas de Italia a Libia crecieron espectacularmente en los últimos  seis años.

Todavía es pronto para adelantar qué pasará en las próximas semanas o meses  pero es muy posible que los movimientos migratorios aumenten de forma moderada y ese es el momento de demostrar la talla moral de Europa. No se trata  sólo de un problema de solidaridad sino de decencia y dignidad.

Los europeos, que tanto nos ha costado reaccionar ante las matanzas de Gadafi,  pero que tanto hemos aplaudido desde la derecha a la izquierda las demandas de democratización de los países del norte de África y de Oriente Medio, tendremos que ser consecuentes y apostar por una política de cuotas a la hora de dar una salida a esos inmigrantes.

Las cuotas son un mecanismo solidario para distribuir responsabilidades entre los diferentes Estados y no dejar todo el problema en manos del primer país de acogida.

Ya con los más de 300 mil refugiados de Kosovo se practicó esta política y no fue ningún trauma. Todos los países europeos cumplieron su parte. No podemos estar impulsando cambios en casa del vecino de forma verbal para después no echarle una mano cuando su techo se hunde.
Y ahora mientras todo el foco informativo está centrado en el Norte de África y Oriente Medio, podemos comenzar a reflexionar y a informar sobre lo que está pasando en Costa de Marfil, donde cientos de miles de desplazados viven una situación humanitaria escandalosa, porque no abandona su tierra quien quiere, sino quien desesperadamente no tiene otra salida.


Federico Mayor Zaragoza ·

Presidente de la Fundación Cultura de Paz y ex Director General de la UNESCO

La producción progresivamente deslocalizada hacia el Este, hasta llegar a China, la “fábrica del mundo”, ha desembocado en la formidable paradoja del mayor país comunista del mundo, el gran país capitalista.

Por otra parte, el talento se ha estado deslocalizando hacia el Oeste durante décadas. Europa ha realizado considerables esfuerzos en fomentar becas y ayudas (pre-doctorales, post-doctorales…) pero, luego, debido en buena medida a procedimientos menos flexibles que los norteamericanos, son muchos miles los científicos, especialistas en las más diversas materias, que han aceptado ofertas de  Estados Unidos, sobre todo.

También en defensa estamos “parcialmente deslocalizados” al otro lado del Atlántico (Norte).

Y en Europa nos hemos quedado con los servicios y con las “burbujas”, padeciendo de forma particular los “efectos colaterales” de la globalización plutocrática.

Los financieros nos dominan y los representantes del gran capital, bien aposentados y guarecidos de la tormenta, se limitan a repetir, con desesperante monotonía, que tienen soluciones mientras miran hacia otra parte.

Ya lo advirtió el Presidente Bush en noviembre de 2008: “la solución a la crisis es economía de mercado, libre mercado, libre comercio”. ¡Qué error -lo he subrayado en diversas ocasiones- cometió la Europa sometida y timorata cuando acudió presurosa en la fecha mencionada a Camp David, ya elegido Obama, para que fuera el Presidente norteamericano en funciones quien “liderara” la recuperación de la quiebra financiera (y democrática, y política, y medioambiental, y ética…).

Y así, el G-20, en lugar de las Naciones Unidas, ordenó el “rescate” con fondos públicos de las instituciones financieras, la mayoría privadas. Ahora el sector público tiene un déficit enorme. Y recortar sus presupuestos, incluidos los relativos a políticas sociales. El mercado acorrala a la política, uniformizando las distintas opciones ideológicas.

Europa, como el mundo entero, se halla secuestrada por el mercado. Se anunciaron medidas de regulación e inmediata eliminación de los paraísos fiscales. Pues bien: sigue la desregulación; siguen los paraísos fiscales; siguen las “evaluaciones” o “clasificaciones” sesgadas, interesadas, parciales, oportunistas.

Europa, a los pies de los caballos. En lugar de dominar, como buenos jinetes, el poder desbocado del mercado, estamos a sus pies.

Occidente ha aceptado la progresiva marginación de las Naciones Unidas. Ha olvidado los principios democráticos, los Derechos Humanos y la grandeza de su mestizaje. Ha abrazo el mercado y se está dejando influir en exceso por el colosal poder mediático. Y -ver el caso de Suecia- son los ultras los que, contra todo pronóstico, se están beneficiando de la crisis. Brotes de xenofobia, de intemperancia, están erosionando los pilares socialdemocráticos que durante tantos años fueron referencia.

Pero están germinado -el ciberespacio es especialmente relevante a este fin- semillas de movilización plantadas desde hace años, en tiempos de resistencia y prospectiva.

Y cada vez se sembrará más y más hasta completar los surcos, que pondrán al alcance del poder ciudadano los medios para la acción. El cambio vendrá de la ciudadanía, cansada de sometimiento y postergación. No pasarán muchos años que pretenden prolongar quienes, azorados, intentan eliminar la educación ciudadana de todos.

Llegará el momento de “los pueblos”, tan lúcidamente previsto en La Carta de las Naciones Unidas. Se exigirá la regulación de los mercados; que se procuren fuentes alternativas de ingresos (tasas sobre las transacciones electrónicas, por ejemplo; el cierre de los paraísos fiscales; medidas urgentes sobre el medioambiente, para protegerlo especialmente de procesos potencialmente irreversibles; reducir el gasto militar y en armamento, elaborando nuevas estrategias y máquinas apropiadas para la nueva naturaleza de los conflictos.

Sólo de este modo, terminará el secuestro y emergerá la Europa como referencia de la gobernación democrática a escala mundial.

En lugar de desprestigiarlo, procuremos fortalecer el liderazgo político en la Unión Europea. Para que resista y supere el acoso intolerable de los mercados, en manos de muy pocas manos, del “gran dominio”. Para que “relocalice” los tipos de producción que estime más adecuados. Y promueva la I+D+i en la Unión Europea, “relocalizando”, también los “cerebros” en sus territorios. Que diseñe y ponga en práctica su propio sistema defensivo. Alianzas, sí. Dependencias, no

Vía CSS


Esteban Ibarra

Presidente de Movimiento contra la Intolerancia

Un fantasma recorre Europa, es el espectro del populismo xenófobo que de manera muy peligrosa alimenta un tsunami totalitario que proyecta dar al traste con históricas conquistas democráticas, especialmente con la universalidad de los derechos humanos. La nueva extrema derecha xenófoba sigue su larga marcha hacia las instituciones en todos los países europeos, alentando la intolerancia y el odio, contaminando a partidos e instituciones democráticos en toda Europa. La espectacular subida electoral en Austria, Suecia y Holanda lo confirma, uniéndose al consolidado Lepen en Francia, a la dura ultraderecha de Jobbik en Hungría, a la Liga del Norte en Italia, al BNP de Gran Bretaña o a los islamófobos en Suiza; opciones que parecen construidas en los mismos laboratorios del neofascismo europeo.

Pero no todo queda aquí, de igual manera la deriva contaminante hacia los partidos democráticos proyecta modelos autoritarios, como evidencian Sarkozy y Berlusconi con la crisis de los gitanos rumanos y búlgaros, así como reorientaciones en las políticas de inmigración, cual es el caso de la posición de Merkel, de corte asimilacionista y excluyente. En el escenario de crisis económica, el aumento del prejuicio xenófobo y del hostigamiento a la inmigración están servidos. Además el impacto es aún mayor si a la crisis económica, originada por el modelo y dinámica de acumulación de capital y no por los inmigrantes, se le suma una crisis de proyecto democrático progresista y de sostenibilidad del estado de bienestar. Hablamos de evidencias. El rechazo de gran parte de la población a compartir igualdad de trato en materia de empleo, sanidad, educación y todo tipo de atención asistencial se viene constatando no solo en las encuestas oficiales, también se manifiesta en situaciones discriminatorias y de hostigamiento en la vida cotidiana.

En ese contexto, la ofensiva xenófoba organizada obtiene su mejor resultado al desplegar su estrategia subyacente que, más allá de la hostilidad de los chivos expiatorios elegidos, ataca directamente la cohesión democrática y la convivencia integradora de la diversidad, mediante un uso perverso de cualquier conflictividad social generada a partir del fenómeno de la inmigración, del pluralismo religioso y de la diversidad social o cultural. Con la propaganda xenófoba y el discurso de la intolerancia se contraponen como realidades irreconciliables, nos lo mostró la campaña ultra en Suecia, el estado del bienestar y la inmigración, occidente y el islam. El populismo xenófobo aporta respuestas simples a realidades complejas para movilizar el máximo de votos posibles mediante el uso de promesas no realistas, siempre falaces y oportunistas. Utiliza los miedos y emociones de la gente, recurre a estereotipos y prejuicios, estigmatiza y criminaliza a colectivos enteros convirtiéndoles en dianas del odio mediante un “nosotros contra ellos”.

La política puesta en marcha por Sarkozy, su fichero gitano, sus órdenes policiales y deportaciones “voluntarias” a cambio de dinero, van en ese sentido. Pero la realidad, como ya hizo Berlusconi, es que expulsan a familias, con ancianos y niños, mediante amenaza y fuerza, echándoles de los lugares en los que habitan; expulsiones colectivas realizadas bajo criterios de discriminación étnica, denunciadas con acierto por la Comisaria Europea de Justicia, Viviane Reding. No se plantean planes de integración, alimentan un clima antigitano con un discurso político xenófobo y racista que pone en peligro la seguridad de las personas, cuestionan el respeto por los derechos humanos y convierten en papel mojado las bases humanistas de la construcción europea y, entre otras, las directivas de libre circulación e igualdad de trato.

Otra de las consecuencias perniciosas del “tsunami xenófobo” es su impacto en el discurso y políticas de inmigración, como se ha puesto de manifiesto en Alemania con la CDU de Angela Merkel, dando por fracasado el “multiculturalismo” y preparando un listado de inmigrantes que rechazan los cursos de “integración” basados en la lengua y en los valores cristianos. Próximo a esta posición está la propuesta programática en España del PP en Cataluña quienes insisten en no empadronar a “inmigrantes sin papeles” y que la inmigración abusa de la sanidad. Nada más lejos de la realidad en España, según todos los estudios, los extranjeros acuden al médico la mitad que los españoles y los fracasos o conflictos hay que apuntarlos a unas insuficientes políticas de integración intercultural que no se han puesto en marcha en toda Europa, haciendo bueno el dicho: “nadie se integra si no le dejan”. La falacia de estos argumentos esconde el interés de ajustar las políticas migratorias a los ciclos económicos. Cuando necesitan mano de obra se atraen inmigrantes, cuando sobran por la crisis, se argumenta con Huntington acerca de los choques civilizatorios y se empieza por echar a los musulmanes y al que no responda el “cuestionario-examen cultural”.

En España la campaña de Plataforma per Cataluña de Anglada, apoyada por la ultraderecha europea, en especial por la Fundación Continente Europa del neofascista Patrik Brinkmann,no difiere en esencia con los planteamientos por los que está apostando el PP en Cataluña en ese contexto electoral que sin dudar, rompiendo con la política nacional de su propio partido, se pregunta si cabemos todos aquí, alienta expulsiones y alarma con el burka. La Plataforma de Anglada tras la demonización del Islam y después de una campaña contra la inmigración “ilegal”, a los que niegan cualquier derecho esencial, de rechazo al empadronamiento de sin papeles y de marginación de las mezquitas a periferias urbanas de los municipios, impulsa una progresiva intolerancia extensible hacia el conjunto de la inmigración. Las falacias de la invasión, del uso sin límites por el “extranjero” de los recursos sanitarios, educativos, de desempleo y otros derechos, que amparan a todos los trabajadores, señalan a los inmigrantes como depredadores del insuficiente estado del bienestar en España.

Esta xenofobia no viaja sola, viene acompañada de intolerancia religiosa y cultural, de una fuerte islamofobia que convierte al musulmán en destructor de occidente y terrorista; también de un subterráneo antisemitismo que acusa al “lobby sionista mundial” de estar detrás de la crisis o de aprovecharse de ella para destruir las “identidades nacionales” y mejor dominar el mundo. Una intolerancia integral que hace del diferente y la diversidad sus enemigos, señalando potenciales objetivos de agresión postreramente ejecutada por grupos neonazis nacidos del odio y de la recluta fanática de santuarios de intolerancia, como las gradas ultras del fútbol. Una intolerancia que engarza con el racismo de siempre hacia el pueblo gitano y con la discriminación sempiterna hacia colectivos vulnerables como los homosexuales, las personas con discapacidad y los sin techo, creciendo en todas las direcciones, en todas sus expresiones y con todas sus perniciosas manifestaciones; crece la xenofobia que nunca será democrática aunque lo vote la mayoría social.

La actividad xenófoba en los últimos años ha recibido fuertes estímulos por los resultados electorales de formaciones ultraderechistas en esta Europa desnortada. La infección neonazi en la nueva ultraderecha xenófoba es más que evidente. Mediante Internet, en webs, blogs, foros y redes sociales, acompañado de una dinámica de conciertos semiclandestinos permitidos, propagan del odio. El ir y venir a manifestaciones internacionales, la obscenidad presencial en el fútbol de los ultras exhibiendo la simbología fascista y la continua distribución de propaganda junto a conferencias de adoctrinamiento que humillan a las víctimas, evidencian el déficit de defensa de la democracia en diversos países europeos. En cuanto a la violencia neonazi, lejos de desaparecer, se ha estabilizado como algo latente que recuerda con su presencia el horizonte criminal y genocida del legado hitleriano del Holocausto, aunque sus líderes en toda Europa enarbolen la bandera del negacionismo.

La alarma ha llegado al Consejo de Europa, a la OSCE , a los Ombusdman de la Unión Europea como manifestaron en Barcelona, pero la exigencia concreta ha venido de la mano de Naciones Unidas y de su relator especial que pedía este mismo año a los Estados partes en la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial que cumplan sus obligaciones internacionales declarando como acto punible conforme a la ley toda difusión de ideas basadas en la superioridad o en el odio racial, toda incitación a la discriminación, así como todo acto de violencia o toda incitación a cometer tales actos, y toda asistencia a las actividades racistas, incluida su financiación, declarando ilegales y prohibidas las organizaciones, las actividades organizadas de propaganda y todo lo que promueva e incite la discriminación racial.

Vivimos momentos para el compromiso urgente y profundo. Parafraseando en los tiempos que corren el poema del superviviente del nazismo, el pastor protestante Martin Neumoller (no Bertold Brech), “primero fueron a por los gitanos rumanos y musulmanes, como yo no lo era ni me importó; después a por los negros, homosexuales, latinos y resto de inmigrantes y gitanos, tampoco me importó porque no iba conmigo; después a por los judíos, comunistas, punkis, rojos, verdes y demócratas… y tras ellos, cuando vinieron a por mí, ya no había con quien defendernos”. En esta versión actualizada del poema se encierra la alternativa estratégica de respuesta, solo la unidad democrática y social sostenida por el compromiso militante de cada uno de nosotros en la democracia de los derechos humanos puede evitar la llegada del tsunami neofascista.