Toma la palabra

Por Red Europea contra la Exclusión y la Pobreza (EAPN)

En España hay ya 12.741.434 personas en riesgo de pobreza y/o exclusión (cifras de 2011). Son los datos que se extraen del último seguimiento del indicador de riesgo de pobreza y exclusión social en España entre 2009 y 2011 elaborado por EAPN-ES.

Según el informe, elaborado a partir del indicador AROPE (que combina tres elementos: población bajo el umbral de la pobreza, población con privación material severa, población con baja intensidad de trabajo por hogar), en el año 2011 el índice de pobreza y exclusión en España fue 1,5 puntos mayor que en 2009, alcanzando el 27% del total de la población.

La clase media y los grupos más pobres de la población española han sufrido un proceso creciente de devaluación de su calidad de vida, que no ha sido contrarrestado con eficacia por las políticas sociales y otras medidas de lucha contra la crisis.

De 2009 a 2011, la pobreza aumentó en España 2,3 puntos porcentuales, esto es, 10.287.527 personas. La población masculina, señala el informe, ha sufrido con mayor intensidad las consecuencias de la crisis. En el año 2009, la pobreza femenina estaba entre 2 y 3 puntos por encima, pero a partir de ese año la diferencia se redujo hasta menos de la mitad.

Por edad, destaca que la tasa de pobreza de las personas de 65 y más años se ha reducido en 10 puntos desde 2009 debido a la mayor estabilidad de ingresos. No obstante, la pobreza de los grupos más jóvenes (16 – 29 años) ha subido 6,4 puntos desde el mismo año.

Respecto a la privación material severa, la tasa de población que en 2011 no podía afrontar cuatro o más ítems de consumo básico se mantuvo en el 3,9%, igual que en 2010 y 0,4 puntos más que en 2009. Sin embargo, el informe hace hincapié en que un gran porcentaje de población sufre restricciones importantes en muchos de los ítems considerados básicos. Por ejemplo, el 40% no puede permitirse una semana de vacaciones al año y una de cada tres personas no podría afrontar gastos imprevistos.

Por último, la baja intensidad de empleo por hogar es el factor que más ha crecido: se ha doblado en tres años. En 2011, 4.483.097 personas vivían en hogares con baja intensidad de empleo, el 9,5% de la población.

El informe muestra por último la enorme desigualdad que existe en la tasa de pobreza y/o exclusión social entre las diferentes comunidades autónomas. Así, Navarra, País Vasco, Asturias, Madrid o Aragón tienen tasas inferiores al 20%, mientras otras como Ceuta, Melilla, Extremadura, Castilla-La Mancha, Canarias o Andalucía superan el 30%.

EAPN realiza estos informes después de que la Unión Europea acordase reducir al menos en 20 millones el número de personas en riesgo de pobreza y exclusión social, entre 1.400.000 y 1.500.000 en el caso de España entre 2009 y 2019. En el caso de España, este objetivo está muy lejos de cumplirse.


Red Europea contra la Exclusión y la Pobreza (EAPN)

  • Medidas como la “amnistía fiscal” premian a los defraudadores y grandes fortunas y no contribuyen a paliar la desproporcionalidad del sistema fiscal español
  • España está muy por debajo de la media de la UE en inversión social, para reducir esta brecha debería pasar del actual 22’7% al 30% del PIB
  • Los Presupuestos Generales del Estado atentan contra las personas más vulnerables: más de 12 millones y medio de personas en España[1] en riesgo de pobreza y exclusión, más cientos de millones de personas beneficiarias directas de la cooperación española[2]
  • Hay alternativas a los recortes sociales: recortar el fraude fiscal

Billetes de euros quemados (AP)

La Alianza Española contra la Pobreza rechaza los PGE por ser injustos, desproporcionados e insolidarios. La aprobación de estos PGE supondría una ruptura del consenso social y político expresado en el Pacto de Estado contra la Pobreza, firmado por todas las fuerzas políticas en 2007 y que establecía que en 2012 se cumpliría el objetivo del 0,7% de la RNB para AOD, y el objetivo que se asume el Programa Nacional de Reforma que compromete a España a disminuir el riesgo de pobreza y exclusión hasta alcanzar a una cifra comprendida entre 9,1 y 9,2 millones de personas en riesgo de pobreza y exclusión en el estado español.

Los PGE inciden brutalmente en el recorte de inversiones sociales, y de manera innecesaria, puesto que no contempla el aumento de ingresos del Estado. Persiguiendo el fraude fiscal con un nivel de eficacia similar a los países del entorno europeo se captarían unos 40.000 millones de euros, más de lo que suponen los recortes planteados en los presupuestos. Con un impuesto a las transacciones financieras podría recaudarse más de 3 veces lo que se ha recortado en ayuda al desarrollo, la ayuda a los países más pobres, en 1.630 M€. Leer más



Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN)

Mercado de la Boquería, Barcelona (Patricia Simón)

Los resultados del indicador AROPE muestran que más de diez millones y medio de personas en España, un 23.4% de la población, están en situación o riesgo de pobreza y exclusión social. Frente al objetivo de reducción de la pobreza del 25% que plantea la Estrategia Europa 2020, en nuestro país es necesaria una profunda transformación en la configuración de las políticas sociales. Como las competencias de la mayor parte de las políticas sociales están transferidas a las comunidades autónomas, es en ese nivel en el que se tienen que definir nuevas estrategias de afrontamiento del objetivo de reducción de la pobreza.

La Estrategia Europa 2020 define un nuevo indicador de personas que viven en situación o riesgo de pobreza y exclusión social; se consideran personas en situación o riesgo de pobreza y exclusión social a aquellas que viven con bajos ingresos (60% de la mediana del ingreso equivalente1), y/o las que sufren de privación material severa (4 de los 9 ítem definidos a nivel europeo) y/o las que viven en hogares con una intensidad de empleo muy baja o nula. Este grupo de personas en Riesgo de Pobreza y Exclusión se denomina AROPE, en sus siglas en inglés (At Risk Of Poverty and/or Exclusion).

El índice de pobreza y exclusión para Europa es del 23,1%2;  España se encuentra sobre esa media, con un 23,4%, en el puesto número 11 de la Europa de los 27, con la cifra más alta de los últimos 3 años (23,1 en 2007 y 22,9 en 2008). La media española se sitúa con un 23,4%, las diferencias entre comunidades varían en más de 30 puntos porcentuales entre el valor mínimo y el máximo. Los datos dan cuenta de la enorme desigualdad existente entre unos territorios y otros.

Existe el riesgo que en un contexto de crisis económica como el actual, el cumplimiento de los objetivos de reducción de la pobreza de la Estrategia 2020 queden supeditados al logro de la estabilización económica; sin embargo, este es precisamente el mejor momento de llevar a cabo medidas decisivas en la lucha contra la pobreza y la exclusión social. Estas medidas tienen además un carácter de urgente: 10.665.615 ciudadanos se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión y padecen los efectos más amargos de la crisis. La desigualdad, la pobreza y la exclusión social deterioran la cohesión  social y ponen en cuestión los principios y valores de una sociedad democrática.

Tal como se ha venido insistiendo EAPN Madrid y el conjunto del Tercer Sector de Acción Social, la inclusión social debe estar en el centro de la agenda de nuestro país “son necesarios, por tanto, profundos cambios en nuestro modelo económico y de sociedad, de tal manera que la economía esté al servicio del desarrollo social y del bienestar de las personas, optando así por una manera de crecer más justa y equitativa”.3

1. El umbral de la pobreza en 2009 de acuerdo con la ECV 2009 estaba en 7.980 euros al año, que se adecúa
 dependiendo del número de personas en el hogar.
2. Según Eurostat, el año 2009.
3.Propuestas  del Tercer sector de Acción Social para una estrategia de Inclusión  Social 2020 en
España- EAPN ES, Plataforma de ONG de Acción Social, y  Plataforma del Voluntariado de España.

Informe completo Las cifras de pobreza y exclusión en España [pdf]