Toma la palabra

Begoña Santos

Voluntaria de Asociación Karibu y Directora de Operaciones Locales en Médicos del Mundo

  • Los Centros de Estancia Controlada De Extranjeros (antigüos CIE)

(Álvaro Herraiz San Martín, Federación de ONG de Desarrollo de la Comunidad de Madrid)

Tras años de insuficiente regulación, el gobierno ha elaborado un reglamento de los Centros de Internamiento de Extranjeros, lugares de reclusión de extranjeros sin papeles a la espera de ser expulsados a su país de origen. Lo primero que han hecho ha sido cambiarles el nombre, para que la vulneración sistemática de los derechos humanos denunciada en informes del Defensor del Pueblo, organismos internaciones y organizaciones sociales, se desvanezca, como por arte de magia. Ahora, tienen un nombre más amable: CECE, Centro de Estancia Controlada de Extranjeros. Nuevo nombre para la misma miseria.

La vida dentro del Centro de Internamiento de Extranjeros no es vida, es espera. Espera y miedo. Miedo a la expulsión, miedo a perder el rumbo entre las cuatro paredes de la celda, miedo a un futuro que parece imposible que sea peor.

Los CECE no son, en teoría, centros penitenciarios. La privación de libertad se produce mayoritariamente por una falta administrativa, la de no tener papeles. Para las personas inmigrantes, el ser siempre equivale al tener: “Si tienes papeles, puedes tener trabajo, una familia, futuro…Sin papeles, no hay vida”. Leer más