Toma la palabra

Por Irene López Alonso, InspirAction

 

La Junta militar de Ríos Montt en 1982 (AP)

Hace unas semanas el mundo se alegraba del encuentro de Estela de Carlotto, presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo, con su nieto desaparecido. Los casos de los bebés robados durante la dictadura militar Argentina y la lucha de esas aguerridas mujeres de pañuelo blanco son ampliamente conocidos y reconocidos. No lo es tanto, en cambio, el hecho de que es Guatemala el país de América Latina con el mayor número de víctimas de desaparición forzada y otras formas de desapariciónEl 30 de agosto, Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, muchos pensarán en Argentina. Pocos en Guatemala.

Durante los 36 años de Conflicto Armado Interno, 45.000 personas desaparecieron en Guatemala, la mayoría de ellas, indígenas de los pueblos maya, ixil y kiché. El ensañamiento con las minorías étnicas, así como el carácter sistemático de las masacres, torturas y ejecuciones extra-judiciales llevadas a cabo por el terror de Estado, hicieron que la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH) declarase que los crímenes cometidos en Guatemala habían alcanzado la categoría de genocidio. Sin embargo, el actual presidente, Otto Pérez Molina, ha negado públicamente que sucediera tal genocidio, y en sus declaraciones sobre los años de la guerra suele hacer referencia a que la guerrilla tuvo la misma responsabilidad que el Ejército en los abusos perpetrados (a pesar de que, según la CEH, el 93% de las atrocidades cometidas durante el conflicto fueron responsabilidad de las fuerzas armadas).

 No hay que olvidar que el actual presidente guatemalteco es un general retirado que durante los años 80 formaba parte como paracaidista de la Fuerza de Tarea Gumarcaj, señalada por el informe de Naciones Unidas Guatemala, memoria del silencio como responsable de diversas matanzas en el área ixil del país, y posteriormente fue Director de Inteligencia Militar de 1991 al 93. Así, ante un Gobierno marcadamente contrario a la recuperación de la memoria histórica, la labor de las “Abuelas de la Plaza de Mayo” guatemaltecas se torna todavía más difícil que la de sus homólogas argentinas.

Quienes están impulsando esta lucha por el resarcimiento de las víctimas del Conflicto Armado Interno son distintas organizaciones no gubernamentales humanitarias aglutinadas en el Grupo de Trabajo sobre la Desaparición Forzada en Guatemala, que está peleando actualmente por la aprobación de la iniciativa de ley 3590.

45.000 personas desaparecidas, 45.000 razones para aprobar la iniciativa de ley 3590”, dice la campaña del Grupo de Trabajo. Y es que esta propuesta de ley daría lugar a una Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Víctima de Desaparición Forzada y Otras Formas de Desaparición, que trabajase de manera conjunta y desde las instituciones estatales por encontrar el paradero de los hombres, mujeres, niños y niñas desaparecidas durante la guerra.

45.000 razones contra la impunidad

A veces da la sensación de que ciertos medios de comunicación emplean el término ‘desaparecido’ como eufemismo de muerto. Sin embargo, las familias de los desaparecidos durante el conflicto guatemalteco confiesan en sus testimonios que en muchas ocasiones hubieran preferido saber a sus familiares fallecidos.

Es peor la falta de información, la incertidumbre y la impunidad con la que conviven esos niños que no tuvieron padres que les enseñaran a vivir, o esas madres que quisieran poder contarles a sus hijas perdidas tantas cosas que han pasado durante estos años. Familias que necesitan que su historia les sea devuelta para poder cerrar el ciclo de duelo y recuperar al menos la dignidad de sus seres queridos.

Tampoco una persona desaparecida es un muerto cuyo cuerpo nunca llega a encontrarse. Puede ser una niña que crece con una familia ajena, criada por los que probablemente fueron los captores o asesinos de sus verdaderos padres. Un niño con una identidad reemplazada que puede que nunca llegue a encontrarse…. A sí mismo.

Por estas personas, y en especial por la niñez desaparecida, es por quienes lucha el Centro Internacional de Investigaciones en Derechos Humanos, miembro del Grupo de Trabajo sobre la Desaparición Forzada en Guatemala y contraparte de InspirAction en el país, que está presionando al Gobierno guatemalteco para que la iniciativa de ley 3590 sea aprobada con carácter de urgencia nacional. Que dejen de emplearse tácticas dilatorias y recursos jurídicos que obstaculizan la efectiva persecución y sanción de los responsables de que en Guatemala, durante la llamada política de tierra arrasada”, multitud de comunidades indígenas fueran literalmente borradas del mapa.

Si hay 45.000 razones para que Guatemala apruebe la ley que contribuirá a la reparación y a la reconciliación nacional, es porque existen muchos más motivos para no permitir la impunidad de los genocidas.

Porque desaparecido no es eufemismo de muerto. Es sinónimo de injusticia.

_________________________________________

Más información en Periodismo Humano:

pintura

No hubo genocidio, palabra de kaibil

12.05.2014 · 

Hace un año una verdad judicial se consolidó: José Efraín Ríos Montt es responsable de los delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad perpetrados contra la población ixil, durante el Conflicto Armado Interno en Guatemala. Innumerables son las acciones de militares y de la oligarquía que intentan silenciar las voces de la población ixil sobreviviente de gravísimas violaciones a los Derechos Humanos. Entre quienes encabezan las tesis negacionistas destacan el actual presidente Otto Pérez Molina y el Ministro de Gobernación Mauricio López Bonilla, ambos ex militares adiestrados en la Escuela Kaibil perteneciente al Ejército de Guatemala.

Leer más
Hojas de la Marcha silenciosa de la Asociación de Mujeres de Guatemala (Pablo Pascual)

Morir por ser mujer

11.03.2014 · 

Desde 1999 hasta 2009, la tasa de feminicidios creció en El Salvador un 194%. De los 1.488 feminicidios cometidos en Ciudad de Juárez (México) en los últimos 25 años, el 60% se han cometido del año 2008 hasta la fecha. En Guatemala 2 mujeres son asesinadas cada día, habiendo sido en muchos de los casos previamente agredidas sexualmente y mutiladas. Tan solo el 1% de los asesinatos a mujeres en estos 3 países tiene condena.

Leer más
Edgar Pérez durante el juicio contra Ríos Montt (Cristina Chiquín / Prensa Comunitaria)

De abogado de las causas perdidas a sentar en el banquillo al dictador Ríos Montt

13.11.2013 · 

De un barrio marginal guatemalteco a destacar en la lucha grecorromana. En los viajes para las competiciones descubrió que vivía en un país en guerra y estudió derecho para defender a los que no tenían dinero para pagarle. Edgar Pérez fue uno de los abogados que sentó a Ríos Montt en el banquillo de los acusados por genocidio tras labrarse una carrera torpedeando la impunidad que reina en Guatemala.

Leer más
.

La mujer que perforó la impunidad en Guatemala

11.11.2013 ·  · Louisa Reynolds (Guatemala)

La primera mujer que conduce el Ministerio Público de Guatemala ha logrado erosionar la impunidad que ampara a más de 90 por ciento de los crímenes en este país centroamericano.

Leer más
Ríos Montt (AP / Moisés Castillo)

Víctimas dudan en volver a declarar en nuevo juicio a Ríos Montt

10.06.2013 ·  · Louisa Reynolds · (Guatemala)

En Santa María Nebaj reina el miedo y la desconfianza. Los vecinos de este municipio indígena del noroeste de Guatemala creen que volverán a presionarlos para que no repitan los desgarradores testimonios de violaciones a los derechos humanos que prestaron en el juicio al exdictador Efraín Ríos Montt.

Leer más
Ríos Montt durante el juicio (Moisés Castillo / AP)

¿A qué temen los militares de Guatemala?

20.05.2013 ·  · Presidenta de la Asociación de Mujeres de Guatemala

La exigencia de justicia por parte de las víctimas y sobrevivientes ixiles, durante el proceso penal por genocidio y crímenes de lesa humanidad en contra de José Efraín Ríos Montt y de Mauricio Rodríguez Sanchez, ha sido afrontada por la parte conservadora de la sociedad guatemalteca como una provocación inadmisible. Un acto de traición a la paz.

Leer más

Guatemala: Las mujeres imprescindibles en la lucha por la memoria

16.05.2013 ·  · Quimy de León · (Ciudad de Guatemala)

“Quise escuchar a un metro de distancia, documentar, registrar con mi cámara, con mis emociones y con mi memoria ese momento. Cuando la jueza Jazmín Barrios leía, pronunciaba la sentencia, mis oídos no terminaban de enviar señales al cerebro, imaginaba, recordaba, pensaba, pero principalmente sentía. No hablé con nadie, no pronuncié ninguna palabra, no podía”

Leer más

Guatemala, el largo camino a la sentencia por genocidio a Ríos Montt

14.05.2013 ·  · Oriol Andrés Gallart, Carlos Castro, Gemma Garcia y Iolanda Parra

El Especial multimedia ‘Después de la paz’ recorre el camino emprendido tras la firma de los Acuerdos de Paz por la población civil y organizaciones de derechos humanos. La búsqueda de la justicia de unas comunidades que el sábado vieron cómo se condenaba por primera vez en Latinoamérica a un genocida.

Leer más
Máxima García, superviviente del genocidio guatemalteco (Javier Bauluz / Piraván)

El sueño de Máxima, 80 años de cárcel para Ríos Montt

11.05.2013 · 

Actualización 12 de Agosto de 201. La Corte Constitucional rechaza recurso del dictador Ríos Montt y confirma vigente el delito de Genocidio cuando lo cometió Casi 15 años han pasado desde que Rigoberta Menchú interpusiera una querella contra el dictador Efraín Ríos Montt por torturas, terrorismo y genocidio ante la Audiencia Nacional de España. Veinte años esperó Máxima García para contarle a su marido que había sido violada por una veintena de soldados durante la represión de las comunidades indígenas. Poco después, Máxima pedía ante nuestra cámara que hubiera “juicio para Ríos Montt, queremos seguir luchando”. Nunca pensó que tendría lugar en Guatemala y menos que sería condenado a 80 años de prisión por genocidio y crímenes de lesa humanidad.

Leer más
Imagen del vídeo donde se ve al actual presidente Otto Perez Molina  cuando era Mayor en el destacamenteo del Quiché. Hablan con periodistas extranjeros mientras a sus pies yacen los cadáveres de varias personas ejecutadas y torturadas.

Un testigo implica al presidente de Guatemala en masacres de indígenas ixiles

05.04.2013 ·  · Mercedes Hernández

El testigo protegido Hugo Reyes implicó este jueves al presidente de Guatemala en matanzas de indígenas ixiles en el juicio que se sigue contra Efraín Ríos Montt y  y su jefe de inteligencia, José Mauricio Rodríguez Sánchez: “Ellos, los militares, los soldados, a órdenes del mayor Tito Arias, conocido como Don Otto Pérez Molina, coordinaron la quema y el saqueo de la gente para luego ejecutarla,” aseguró.

Leer más

(2) Comentarios

  1. [...] artículo fue publicado originalmente en Periodismo Humano el [...]

  2. Luis Padilla González

    Nunca mejor dicho: “desaparecido no es sinónimo de muerte”. Porque en Guatemala nunca se estará muerto de verdad, hasta que no se tenga un entierro digno, se esclarezca la verdad, y se rompa el muro de la impunidad.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa