Toma la palabra

Alberto Sicilia

Autor del blog Principia Marsupia

e investigador en física teórica

  • Sicilia es autor también de la conocida carta al Rey Juan Carlos de España con motivo de su accidente cuando cazaba elefantes en Botsuana.

Desalojo de Sol en la Plaza Jacinto Benavente (A. I.)

Ayer caminé hacia la Puerta del Sol lleno de ilusión. Era mi primer 15M y, además, mi buen amigo Alberto Senante me había propuesto que le echase una mano con su retransmisión de las concentraciones para Periodismo Humano. Después de una tarde muy hermosa, acabé humillado por un inspector jefe del cuerpo de antidisturbios.

Antes de relataros mi experiencia, permitidme compartir dos reflexiones personales:

1) Creo que la policía es necesaria. Ojalá viviésemos en un mundo sin violencia. Pero, por ejemplo, cada año en nuestro país cientos de mujeres mueren asesinadas por sus maridos. Viajando por algunos países de África y Ámerica Latina comprendí lo terrible que es vivir en lugares donde no puedes salir a la calle tras la puesta de sol. Peor aún: allá donde las fuerzas de seguridad públicas no cumplen su función, las personas adineradas pagan su seguridad privada, mientras el resto de ciudadanos quedan indefensos ante la violencia.

2) En mi opinión, el gobierno debería sentirse muy satisfecho de que la desesperación generada por la crisis se canalice en un movimiento como el 15M, mayoritariamente pacífico. Basta recordar episodios pasados de sufrimiento social (cierre de astilleros en Galicia o de explotaciones mineras en Asturias) para comprender que cuando manda la desesperanza, la violencia estalla. En el pasado, los ingredientes habituales de una protesta eran las barricadas de neumáticos ardiendo y los cócteles molotov. El símbolo 15M son las tiendas de campaña.

Hacia las 4:50 de la mañana, mi amigo Senante y yo estábamos despidiéndonos. Todo en la plaza parecía tranquilo y habíamos decidido regresar a casa. Nos felicitamos por el trabajo hecho y por la suerte de haber conocido a Javier Bauluz, el premio Pulitzer de fotografía.

En apenas unos segundos, todo cambió. Unas 30 furgonetas de antidisturbios entraron en la plaza y comenzaron a desalojarla.

La delegación de gobierno había anunciado que la concentración sólo estaba autorizada hasta las 22h. Yo no comprendo demasiado esa decisión: ¿acaso no se permiten concentraciones nocturnas durante la Semana Santa o para celebrar títulos deportivos? Además, en la plaza no había ningún problema: la mayoría de los presentes estaban reunidos en asamblea, mientras otros recogían las basuras. El tráfico de autobuses y taxis circulaba con normalidad. Pero, en cualquier caso, la decisión policial de intervenir estaba dentro de lo establecido por la ley.

En cuestión de minutos, yo me encontré en la calle Carretas, donde había sido empujado junto a otras 50 personas. Los antidisturbios nos cerraban el retorno a la plaza y nos ordenaron seguir subiendo Carretas. No ocurrió ningún incidente violento -al menos que yo presenciase-. Cuando alcanzamos la mitad de la calle, comenzamos a preguntarnos: ¿pero hasta dónde nos van a llevar? Estábamos ya a más de 100 metros de la plaza, pero los antidisturbios que nos seguían gritaron que había que continuar caminando. La calle Carretas desemboca en la plaza Jacinto Benavente. Llegados a ese punto, estábamos convencidos de que los antidisturbios pararían. Pero, para nuestra sorpresa, otras dos calles (Bolsa y Cruz) ya estaban bloqueadas por coches patrulla.

Acabamos arrinconados en una acera de apenas metro y medio de anchura. La fotografía al comienzo de esta entrada retrata ese momento. Quien quisiese irse, era invitado a salir por la calle Atocha o bajar hacia Tirso de Molina.

Me acerqué al inspector jefe que comandaba el grupo y le expliqué que yo no pensaba moverme, y que iba tomar fotos para el reportaje de Senante. Acataría sus órdenes, pero no retrocedería un metro más alla de lo establecido. Tampoco entré en ninguna discusión con los polícias, pues comprendo que para ellos no debe ser nada agradable hacer su trabajo entre insultos y desprecios. Al fin y al cabo, cumplen órdenes del político de turno.

Mientras tomaba la tercera o cuarta foto, uno de los antidisturbios se aproximó a mí: “a ver tú, el calladito listillo, enseñame tu documentación”. Le dí mi pasaporte y mientras él lo revisaba, otro de los policías sacó una libreta y empezó a interrogarme. Constesté a sus preguntas y, al terminar, le pedí que me facilitase su número de identificación policial. Los polícias llevaban el número en el uniforme, pero sin gafas, yo no alcanzaba a leerlo. Entonces, el inspector jefe se acercó y dijo que ninguno de sus hombres me iba a facilitar su identificación. Le respondí que estaban obligados por ley. El inspector jefe replicó: “yo te doy el mío, pero ordeno a todos mis hombres que no lo hagan”. En efecto, los demás se negaron argumentando que obedecían órdenes directas.

Y, a partir de ese momento, comenzó la humillación. El inspector jefe sacó todo su repertorio: “¿tú eres mileurista o estás en paro? Pues prepara 2000 euros que te voy a meter un buen puro ¡Jajajaja!”. “¿Has venido con los perroflautas por el rollo ese de la solidaridad, ¿a que sí?”, “se te ve en la cara que no tienes ni puta idea de nada”, “¿prefieres que hablemos de fútbol?”, “mira que tú calladito ya parecías tonto, pero has abierto la boca y resulta que eres retrasado mental”. Me mantuve en silencio, tratando de grabar en mi memoria cada uno de sus piropos.

Después de trabajar 7 años como investigador fuera de España, regresé porque quería aportar mi granito de arena en construir una sociedad mejor. Sabía que no volvía al País de las Maravillas, pero creí que había cosas que ya no sucedían.

Mirando el asunto desde otra perspectiva, supongo que puedo considerarme afortunado: si hubiese nacido en Siria o en la España de hace 40 años, en vez de insultos, ese polícia me habría molido a palos.

Durante los cuarenta minutos que permanecí frente a la línea de antidisturbios, me sentí bastante calmado y no me resultó dificil guardar la compostura. Pero cuando llegué a casa y me tumbé en la cama, rompí a llorar.

Hay palos que hieren la carne. Otros, lastiman el alma.

(227) Comentarios

  1. tuteti

    Garacias por estar…en todos los sentidos…en España…en Sol…en el blog…
    Y gracias por un comportamiento inmejorable.

  2. Atila

    El sistema es bueno…. sólo que está mal utilizado y por quien no debe… además.

    Si le tomaste el nombre al jefe de la patrulla esa… Denúncialo a él y a los demócratas que lo acompañaban… a ver si está previsto que siguiendo órdenes los subalternos deban también saltarse la constitución… Cuenta con cinco euros míos… cada vez que avances otros cinco… y así hasta ver qué pasa… si al final te sobra pasta… pues si es suficiente la vuelves a repartir y si no se la remites a cualquier ONG en España, que se echan en falta ya.
    Con cuatrocientos “limitados” como yo.. tenemos resuelta la primera brabuconada…
    Animo… ya me gustaria financiártela totalmente sólo por verle la cara y decirle “idiota… no sabes a quién te debes…” MUCHO ANIMO…

  3. Como ciudadano, no creo que ninguna orden directa de ningún mando de ningún cuerpo de seguridad del estado este por encima de la Ley.
    Por eso mismo, creo que el nombrado “inspector jefe” a cometido un delito y que debería ser juzgado por ello.

  4. Agustin

    Te acompaño en esa angustia que te resulto de ese incidente. Fuerza y sigue adelante. Mi apoyo a su causa desde Argentina

  5. Jose Luis

    No se si has hecho la mili. Yo no llego a la cuarentena por poco y sí que la hice. Muchos de los que querían ascende querían ser policías o Guardia Civiles.
    Muchos de ellos que conseguían su objetivo eran animalitos. Muchos todavía siguen… Eso sí, no son de los que están en los despachos.
    A quien ponen en la calle a los más preparados, a los titulados, hay trabajos en la policía más agobiantes que estar en medio de una manifestación?
    Lo primero, no se si reciben formación para que uno actúe a veces como lo hacen sin recibir consecuencias.
    Lo segundo, cuando fueron a enfrentarse a la gente… la cobertura internacional ya estaba recogida o casi, y quedaban muchos menos para poder manejarlos.

    La pena, como bien comentan es que a veces los animalitos son los que los mandan

  6. Pinche

    Yo estaba en ese mismo desalojo en la calle Carretas comiendo un trozo de pizza. Veníamos de otro sitio y se nos ocurrió comer algo. Asistí asombrado a lo que arriba se narra. Vi salir de una callejuela aproximadamente a 35 – 40 antidisturbios bajando la calle en dirección Sol arremangándose y poniéndose los guantes, además de varios coches y furgones policiales que llegaban entonces, cuando yo no alcanzaba a ver a más de 20 personas a mi alrededor y me preguntaba qué sentido tenía eso. Más tarde nos desplazaron a la pza. Jacinto Benavente.
    En otra ocasión, yo también le pedí la placa a un policía que en claro estado de embriaguez nos amenazó, humilló, insultó, y empujó por ejercer ese derecho. Acabamos en un juicio que fué una pantomima. Mientras el argumento del “listillo de turno” esté así de vacío, o su recurso sea el insulto fácil y chulesco, sólo me hacen más fuerte. ¡Ánimo compañero!

  7. Me parece vergonzoso estas gentuzas , que se tomen mas autoridad de la que les pertenece y encima CHULESCOS.TENEIS QUE DENUNCIAR TODO LO QUE OS OCURRE A QUIEN SEANECESARIO ,y nunca nunca tengais miedo,
    ellos …. solo ellos tienen miedo.Animo.

  8. Espero que esta masacre policial, que sólo recibe ordenes de los fascistas, sean juzgados, no dejeis DENUNCIARLOS. QUE CONTRADICIÓN , NO ? LOS GOBERNANTES Y DIPUTADOS CON ESCOLTAS Y COCHES BLINDADOS Y LOS CIUDADANOS DESPROTEGIDOS,QUE A ELLOS TAMBIÉN LES PAGAMOS.ES UNA VERGUENZA HUMANA.ME RECUERDAN LOS TIEMPOS DE FRANCO.

  9. et

    totalmente de acuerdo contigo ana-sol. lo que más me indigna es cómo esos políticos y policías SE OLVIDAN de que ellos TAMBIÉN SON CIUDADADANOS, están en una embriaguez mental de poder enfermiza y se creen por encima de todo (y así actúan), y si vamos al tema material, TODOS ELLOS COBRAN Y SE MANTIENEN gracias a NOSOTROS. es totalmente de locos.

    tenemos que retomar no el debate porque ya está bastante claro sino una de las primeras premisas del 15M que es derogar los sueldos vitalicios, regular las dietas, y también acortar los períodos de los cargos. evidentemente, el sistema actual no funciona porque todos, indefectiblemente, ENFERMAN DE PODER.

  10. ant g

    Las fuerzas policiales de este país no tienen disculpa que valga. Son gentuza con mucha chuleria y muy poquitos libros leidos, si es que alguno ha leido algo por su cuenta en su vida. Con esto solo quiero decir que no saben pensar por si mismos, y mas alla de eso, estan adiestrados, como perros, para no hacerlo. Me parece muy correcta tu postura, pero por mi parte respeto cero. A.C.A.B.

  11. ya claro...

    Y esto nos lo creemos porque tú lo cuentas. ¿Y si te lo estás inventando? ¿Qué modo tenemos nosotros de saber que lo que dices es verdad? Pruébalo, mientras tanto, presunción de inocencia para ese supuesto inspector jefe.

  12. Rubén Rodríguez Ramírez

    Esa estrategia ha sido orquestada desde algunos días antes para amedrentar a la población. Hace una semana a las puertas de una escuela infantil unos policías nacionales se dirigieron en coche violentamente, superando el carril contrario y deteniendo el coche junto a la acera y me solicitaron la documentación.- Tras facilitarles la documentación y yo insistirles que fueran ligeros en su procedimiento pues en cinco minutos tenía que recoger a mi crianza ellos, especialmente uno, comenzo a justificarme sus procedimientos bajo un discurso de terror y de sociedad violenta. Como seguí insistiendo en que terminaran en su proceder y que era humillante, por las formas y el lugar,salida del Centro Escolar, el arremetió con que incluso cuestionar la autoridad podría ser motivo de sanción…. A este orden alñimentamos!

  13. Karliki

    esto es increible,poco a poco estamos volviendo a la época de los grises,y k es eso de k no se tienen k identificar,claro k se han de identificar,tanto el mando como sus perros.acab

  14. pitujones

    Lo que te pasó fue horrible , lo siento muchísimo , pero al leerte me he llenado de orgullo aún sin conocerte, y me alegro cada día de que haya personas valientes como tú , muchas gracias por ser nuestra voz (de los que no estamos allí ) , estoy embarazada y ojalá mi hijo/a sea como tú y me llene de orgullo como tú lo has hecho hoy , cosa que no puedo creer que piense la madre del policía que te hizo eso, Tú eres más valiente y más hombre !!!! besos desde Málaga

  15. mueles

    Mi hermana estuvo ayer en sol en las Asambleas y una se contaba que hubo un infiltrado de la policia intentando hacer que se montase el lio, que a uno de los que se llevaron ya en comisaria le dijeron “esta es tu casa” y le dieron una paliza y no se si al mismo o a otro le dejaron 6 horas esposado de cara a una pared y luego sale una personajilla manda más en Tv diciendo que la actuación policial fue impecable. Que razón tiene una pancarta que vi el 12M que decia “Ayer los Grises,hoy los Azules, Franco ha vuelto”.

  16. biokinta

    Borja…..enhorabuena…

    Me ha dejado realmente impresionado tu comentario, no ya por lo que cuentas, siendo algo que muchos tenemos claro, sino por la valentía de hacerlo.

    Parece que estar en contra de determinadas actitudes fascistas de los cuerpos de seguridad, es poco menos que para ser tratado como proetarra, y mas aun en nuestra tierra, pero si dejamos que impere el todo vale, como respuesta a esa dificil situación que hemos vivido durante tantisimos años (algunos toda una vida), estaremos fomentando de facto un estado policial terrorífico.

    Todo lo que has argumentado, tiene en estos días un clarísimo exponente de la negligencia, la desvergüenza, y la nula sensibilidad hacia el pueblo y el ciudadano, se llama Iñigo Cabacas.

    Gracias por tu honestidad y tu sinceridad, es alentador y genera un leve halo de esperanza, saber que aun alguien, tiene sentido común.

  17. [...] (Nota: también podéis leer esta crónica en Periodismo Humano) [...]

  18. Joxean

    Estas cosas las he sufrido yo hace treinta años, despues las he visto muchas veces en las calles de San Sebastián. La maravillosa democracia que se nos ha vendido es una mentira. Los altos cargos de la policía, el ejército, los jueces, los grandes empresarios, banqueros, son los mismos que en los tiempos de Franco “Lo dejo todo atado y bien atado”. Hay excepciones, pero hay una gran cantidad de perturbados en las F.O.P.. Los tests que les hacen no sé si valen para algo, y las mentes más estables huyen hacia puestos que no tengan nada que ver con todo esto.

  19. Gonzalo Muñoz Gorrotxategi

    Simplemente… gracias. Leyéndote me he llenado de orgullo. Mientras existan personas como tu… seguirá habiendo esperanza. Mucho ánimo.

  20. Jorgete

    Perdonadme que no lo digo con ánimo de ofender, ni mucho menos, pero o yo soy muy mal pensado o detecto enormes dosis de ingenuidad. Mi análisis sobre la policía:

    En la sociedad hay un cierto porcentaje de violentos, machitos-alfa o llamadlos como queráis, que a falta de otros recursos, usan la violencia como primer y único recurso y la chulería como forma de evitar las sonrisas burlonas de sus conciudadanos ante su atrevida estulticia en cuanto abren la boca.

    A esta gente hay que darle una válvula de escape para que no exploten causando serios destrozos. A la mayoría le basta con un par de horas de fondo sur una vez a la semana pero siempre quedará un grupete selecto de psicopatillas que necesitan sentir el olor de la adrenalina ajena y ahí es donde la sociedad, sabia ella, decide darles una válvula de escape de modo que toda esa energía pierda su peligrosidad al ser canalizada y de paso sirva a los tristes intereses de siempre: les damos la protección del aparato del estado para que ejerzan la violencia contra “el enemigo” que decía el valenciano. Se hace igual con los hackers, reconvertidos en agentes de seguridad informática y con cualquiera que sea más barato pagarle un sueldo que luchar contra él.

    Ahora bien, las cosas han cambiado enormemente en los últimos diez años, porque antes cuando a uno de estos psicos se le iba la mano, cosa nada rara, salía el político de turno a decir que ultra-madero había tenido que defenderse y a falta de otra voz mediática, aquí paz y después gloria. Pero ahora ante un video en internet, la voz del político suena como El Koala en Carmina Burana y ante la visión de un psicópata de uniforme maltratando a una muchacha, hasta el más indiferente se baja a la calle a protestar.

    Esta guerra la vamos a ganar los tontos como Sicilia a base de aguantar los palos de los listos con placa que no son capaces de contener sus miserables instintos violentos y dia tras día son más y mejor retratados por los videos de los omnipresentes móviles y la inmediatez de Internet. En cuanto lo tengamos todos claro, no duran ni cinco minutos, así que: a seguir tragando humillaciones video grabadas que esto está hecho.

  21. María Fernanda

    Gracias por tu valentía y tu sinceridad, es la impronta de estos tiempos, políticos, banqueros, medios y fuerzas de seguridad arremetiendo contra la Ciudadanía, la MEGA MINERIA A CIELO ABIERTO, ha declarado una GUERRA INFAME contra nuestra gente que resiste con igual valor el SAQUEO. Mucha luz para todo aquel que defienda las causas que son justas y por las que vale la pena seguir adelante UN ABRAZO DESDE ARGENTINA

  22. Gaudeamus

    Enhorabuena, yo también he tenido “charlas” con antidisturbios prepotentes cuya inteligencia yo no vi muy de cerca… En mi caso, hablando con un POLICIA normal, de la unidad Z me dijo que si, que tenemos razón… Que a los antidisturbios no los cogen por cerebro sino por la falta de este… Hablamos de una unidad que no tiene el derecho humano de pensar… Ellos mismos eligen ser animales… En su mayor parte personas sin razón y sin demasiado derecho a llamarse persona, dadas las actuaciones que todos hemos visto en Internet, de abusos de UIP sobre los mismos ciudadanos…
    Esta es la nueva POLICIA ideologica, a estos animales seran a los que manden para reventar las convenciones que atenten contra el sistema que tenemos… Y con atentar me refiero a pensar, pues este sistema intenta evitar que descubras los abusos que soportamos, y los que generamos para poder vivir como vivimos…
    Enhorabuena, sobretodo por demostrarme que el Periodismo existe, y que Periodismo no es aquellos grandes medios de comunicación que manipulan hacia los lados, o que simplemente juegan con la inocencia que nos precede…

  23. luis

    Ánimo, no permitas q un perro a sueldo te amargue el día si además tuviste la suerte de que no te rompieran la cabeza a palos.

    Contar, relatar y documentar estos hechos y que todos podamos conocer y se se tiene un mínimo de sensibilidad, ser empáticos con esta situación.

    Gracias por compartir tu historia esa noche que se torno lamentable por el trabajo de los perros a sueldo que trabajan blindando cambios y esperanzas.

  24. Indignado por los indignados

    Si te las das de ciudadano ejemplar, a las 22h, tendrías que haberte marchado de la plaza, porque es hasta cuando la concentración estaba autorizada.

    Así hizo la gran mayoría de gente que fue a Sol durante los días previos al 15M, y pudieron seguir yendo los sucesivos días sin haber tenido problemas con los antidisturbios.

    La policía como bien dices, está para defender al ciudadano, y a partir de las 22h, estuvo para defender el derecho a dormir de los ciudadanos que viven por Sol, y para evitar acampadas y pérdidas económicas que causaron el año pasado las manifestaciones.

    No se en que acto de soberbia, te dio por pedir el número de placa del policía, que estaba ejerciendo su trabajo, pero entiendo la reacción del inspector jefe, cansado de personajes que salen pidiendo derechos e incumpliendo las normas.

    Es muy bonito pedir y pedir, pero que aportáis a la sociedad. ¿Sacaron algo en claro, entre el año pasado y este, con tanto paripé de asambleas?

    Yo como buen ciudadano, estaba durmiendo, para seguir formándome por la mañana, y aportando algo al país.

  25. [...] El desalojo de Sol y la mayor humillación de mi vida [...]

  26. [...] El desalojo de Sol y la mayor humillación de mi vida [...]

  27. Zalf

    cuenta con mi apoyo en € si decides denuciar en el juzgado hasta el tribunal de derechos humanos si hace falta, tal como dice y compromete Atila en su entrada. Estoy orgulloso de ti y tu conducta. Nunca habia sentido tanta indignacion: ¿Este es el pais en el que queremos vivir?. Me averguenza pertenecer a un pais con este tipo de sociedad, no de ser Español, eso es circunstancial. Tampoco creo que en otros paises merezcan mucha mas consideracion, pero ahora mismo es lo que mas reciente ha sucedido.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa