Toma la palabra

Emilia Arias Domínguez

Ayuda en Acción


Las mujeres de La Patrona son un colectivo que apoya a los y las migrantes a su paso por México. En el Día de la Mujer Rural, Ayuda en Acción quiere homenajear a este grupo de mujeres.

Norma dando una bolsa de alimentos al paso del tren (Mariana Pelaez/ AeA)

Hace 15 años las hermanas Clementina y Bernarda Romero vieron pasar el tren de camino a casa después de hacer la compra. Desde los vagones un grupo de personas migrantes, que viajaban encaramados al tren, les pidieron comida y su primera reacción fue lanzar las bolsas llenas de comida que llevaban para sus familias.

Ese mismo día vieron que era necesario hacer algo al respecto y decidieron organizarse hasta llegar a la labor que desempeñan hoy. La Patrona es un grupo de 15 mujeres que vive en un pueblo que lleva el mismo nombre que su grupo, en el estado mexicano de Veracruz.

(Mariana Pelaez/ AeA)

Su principal tarea es apoyar a los migrantes centroamericanos/as y mexicanos/as en su tránsito por México. Muchos de estos migrantes son mujeres y menores que se exponen en la trayectoria a diferentes tipos de abusos e incluso a la muerte, según la Organización Internacional para las Migraciones. Desde México son deportados cada año 15.000 menores y desde Estados Unidos son decenas de miles.

Clementina cuenta que “han abusado de muchas maneras de esas personas de los trenes, les apoyamos porque como ser humano es nuestra responsabilidad y sabemos que tienen hambre, sed y frío. Antes no sabíamos nada de los problemas que tienen en sus países pero ahora conocemos mucho de Honduras, de Nicaragua…” concluye Clementina.

El trabajo de La Patrona es fundamentalmente proveerles de alimentos a su paso por el pueblo en tren de camino a la búsqueda de una vida mejor en Estados Unidos. Además, les apoyan con hospedajes específicos, ropa e información sobre albergues en diversos puntos del país.

Norma, lideresa del grupo, asegura que le mueve “el hecho de pensar que quien va en el tren puede ser mi hijo, algún familiar o yo misma. Este proyecto ha cambiado mi vida en todo porque ahora conozco los problemas que tiene la gente que pasa, que van al norte por que quieren mejores condiciones de vida. No pasa un día sin que preparemos comida y salgamos a las vías del tren”.

Ayuda en Acción apoya a La Patrona para consolidar y fortalecer el trabajo de estas mujeres, facilitar y ofrecer los medios para que lleven a cabo propuesta de intervención y asegurar la financiación de las actividades que permitan mejorar las condiciones de vida de sus integrantes así como de las personas que suben a los trenes en busca de mejores condiciones de vida.

Esta iniciativa habla por sí misma del rol de las mujeres de ámbitos rurales en los países del Sur. En México el tiempo total que dedican las mujeres a trabajar semanalmente es de 76’3 horas mientras que en el caso de los hombres las horas bajan a 58’4 horas de trabajo en total. Este hecho no se traduce en mejores salarios y, además de cobrar menos, las mujeres cumplen dobles jornadas y aportan un valor añadido a sus comunidades impulsando proyectos como La Patrona.

La Patrona no estaba constituida como organización ni asociación y por eso no recibía ninguna ayuda ni subvención pública y eran ellas mismas quienes realizaban los pagos para desarrollar su tarea.

Desde nuestra Organización se detectó la necesidad de instalar una ducha para que los y las migrantes pudieran ducharse en La Patrona. Por otro lado, se ha comenzado a trabajar para mejorar la comunicación de La Patrona con otros centros o albergues.

Ayuda en Acción está reformando su cocina para que puedan mejorar y aumentar su su producción de pan y pizzas y así abastecer a los migrantes, a sus familias o vender los alimentos y garantizar la renovación de fondos. Estas mejoras van acompañadas de un proyecto de cultivo de hortalizas y otro de elaboración de abono orgánico.

El trabajo diario que realizan las mujeres de La Patrona no sólo no es reconocido sino que el hecho de que sean mujeres las convierte en diana de abusos e injusticias en su entorno. El apoyo de Ayuda en Acción está contribuyendo a su empoderamiento y su valoración dentro de sus propias comunidades.

(Mariana Pelaez/ AeA)

El apoyo de Ayuda en Acción a La Patrona ha aumentado la cantidad de comida repartida diariamente al paso del tren y hemos conseguido que ya no inviertan sus propios recursos para seguir con su trabajo. Además, ahora cuentan con un espacio más grande para desempeñar este trabajo y consiguen beneficios inmediatos y directos que revierten en su economía.

La idea a medio plazo es fomentar el liderazgo entre las mujeres y los más jóvenes que participan para la continuación del proyecto. A largo plazo se busca que las mujeres de La Patrona maniobren una autogestión de la cocina una vez que hayan sido empoderadas a través del desarrollo del proyecto. Y por otro lado, al ser partícipes de otras realidades migratorias, las mujeres de La Patrona serán capaces de analizar su propia realidad migratoria.

Las mujeres de La Patrona son uno de los muchos ejemplos de mujeres rurales que en todo el mundo trabajan de la mano de organizaciones como la nuestra por mejorar sus condiciones de vida y las de sus comunidades, demostrando un compromiso que va más allá de sus fronteras.

Las mujeres como motor de desarrollo

De los 6.000 millones de personas que habitamos el planeta, 1.600 son mujeres rurales, es decir, más de un cuarto de la población total del mundo. Las mujeres producen un promedio de más de la mitad de la comida que se produce: más del 80% en Africa, el 60% en Asia y entre el 30% y el 40% en Latinoamérica y los países de Occidente. Sin embargo, sólo poseen el 2% de la tierra y reciben sólo el 1% de todo el crédito agrícola. El 5% de las explotaciones agrícolas están en manos de mujeres y desde 1970 hasta hoy se ha doblado el número de mujeres rurales viviendo en situación de pobreza.

Bajando la comida para repartirla (Mariana Pelaez/ AeA)

Las mujeres son motor de desarrollo en África, Asia y América Latina y prueba de ello son las historias como esta que queremos recordar en el Día de la Mujer Rural. Ayuda en Acción (AeA) trabaja por el desarrollo de las comunidades con el género como un elemento transversal en todos los proyectos de desarrollo y con la mujer como protagonista: en la dinamización de las economías locales, el fomento de la participación política, la alfabetización, la satisfacción de necesidades básicas, en la promoción de la salud… No es posible hablar de estos programas sin el trabajo, entusiasmo y lucha de las mujeres rurales, protagonistas y creadoras.

(10) Comentarios

  1. [...] “No pasa un día sin que preparemos comida y salgamos a las vías del tren” [...]

  2. Denise Luna

    es increíble lo que hacen esta mujeres

    http://www.youtube.com/watch?v=qu383Hw5N7c

  3. Kriss

    Gracias por mantener mi confianza en la humanidad!!! Felcidades por su labor

  4. [...] como la de los campesinos que acogen a los inmigrantes o la del colectivo de La Patrona, esas mujeres que lanzan comida a los trenes para ayudarles a sobrellevar el largo [...]

  5. SI ELLOS PUEDEN HACER ALGO por ayudarlos, nosotros también hemos de poder.

  6. [...] como la de los campesinos que acogen a los inmigrantes o la del colectivo de La Patrona, esas mujeres que lanzan comida a los trenes para ayudarles a sobrellevar el largo [...]

  7. [...] como la de los campesinos que acogen a los inmigrantes o la del colectivo de La Patrona, esas mujeres que lanzan comida a los trenes para ayudarles a sobrellevar el largo [...]

  8. Cabría apuntar que las fotos son de Mariana Peláez…
    Saludos

    Apoyemos estas iniciativas…

  9. [...] Toma La Palabra’s story & video about food throwers in La Patrona, “No pasa un dia s… ‹ February 2014 [...]

  10. Verónica Díaz (@ocadiazv)

    Ví el programa en HBO y lloré de emoción. Maravilloso lo que hacen estas mujeres campesinas, realmente se sacan el pan de la boca para ayudar a sus “hermanos”, me alegré mucho por ellas y por los que reciben su ayuda. Que ejemplo de humanidad. Junto con sentirme feliz con esa iniciativa, me sentí impotente y en deuda.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa